10 productos con sabor a Málaga

Brújula  /   /  By Comunicacion

La provincia de Málaga es una de las más diversas en muchos sentidos. Elegimos una decena de productos que hacen las delicias gastronómicas de cualquier visitante, algunos con recetas tradicionales creadas hace siglos y otros con apenas unos años de implantación. ¡Buen provecho!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mermelada de mango

Mermeladas hay muchas, pero tan sabrosa y refrescante como la de mango, pocas. Una firma de Vélez-Málaga creó hace un año esta mermelada de nombre mmm…, ideal para combinar con quesos o dar sabor a diferentes platos. Además, es una inteligente forma de aprovechar el sabor del mango malagueño a lo largo de todo el año. La firma tiene también una mermelada de papaya y otra de kumquat.

Vino Al fresco

Dos hermanos de Almargen se unieron para cumplir el sueño de su padre: crear una bodega de vinos. El resultado es Andresito, un vino con denominación de origen y un sabor propio, especialmente la variedad moscatel, que ya se vende en restaurantes con estrella Michelín. Las variedades en tinto, rosado, blanco y Pedro Ximénez siguen su estela. En la última temporada han creado también la marca Al Fresco con un vino tinto abocado, freso y dulzón.

Aceite Finca la Torre

Es el mejor aceite de oliva virgen extra de 2013 y de 2014 en producción convencional y ecológica. Ha recibido premios en varios países y va camino de batir récords. Tiene un sabor incomparable al tomarse crudo en un mollete antequerano tostado al punto. Eso sí, no es un aceite para todos los bolsillos: el cuarto de litro puede rozar los 10 euros.

Queso Rey cabra

Hecho a base de leche de cabra, es preciado queso se fabrica en el pequeño pueblo de Cuevas del Becerro con materia prima procedente de un rebaño propio. También se realiza en versiones semicurado y fresco, así como en crema para untar. Unas regañás Sancho Melero, típicas de la zona, le acompañan de maravilla y suponen un entrante perfecto.

Cerveza La Axarca

Tropical por sus aromas y sabor. Pale  por sus maltas. Ale por su fermentación. Y malagueña por su carácter. Esta cerveza está fabricada en Frigiliana, un precioso municipio famoso por tener la única fábrica de miel de caña que sigue funcionando en toda Europa. La Axarca es ya una de las cervezas de referencia para los gourmets. Su cuerpo y su maravilloso aroma a mango la hace única.

Molletes San Roque

Quizás los molletes sean uno de los productos malagueños más conocidos. Su mejor versión se encuentra en Antequera, ciudad que los vio nacer allá por el siglo XVIII. Es un pan de miga blanda y húmeda, que se realiza con poco tiempo de cocción en el horno y es la estrella de los desayunos locales. Con aceite, tomate y jamón, zurrapa de lomo, chicharrones… Y aunque en la ciudad de El Torcal también hay muchas variedades, sin duda, la mejor, es la del Horno San Roque.

Aceituna Aloreña

Si el aceite malagueño es uno de los más premiados por su calidad, las aceitunas también tienen sus méritos. Las de Álora son las únicas aceitunas de mesa de España que cuentan con su propia Denominación de Origen. Suelen aliñarse en salmuera con ajo, tomillo, hinojo y pimiento rojo y, además, tienen una marca distintiva: solo ellas tienen un hueso flotante, que se desprende sin problema de la carne del fruto.

Zanahoria morá

Aunque en los años 60 y 70 sólo servía para alimentar al ganado, el sabor de la zanahoria morá la hace más que atractiva para la cocina. En Cuevas Bajas, al norte de la provincia de Málaga, se ha recuperado recientemente su cultivo e incluso celebran una feria anual en su honor. Se cultiva sobre todo en las cercanías del río Genil, que baja desde Sierra Nevada, quizás el culpable del gran tamaño de las zanahorias morás, que superan el kilo fácilmente.

Tortas Carmen Lupiáñez

Es la tradicional torta del pueblo de Algarrobo, hecha con almendras, matalahúva y aceite de oliva virgen extra malagueños, además de azúcar, canela y harina. Es un sabroso y potente dulce para arrancar la mañana con fuerza, acompañar el café de primera hora de la tarde o potenciar la merienda.

Pan de higo

Por mucho que diga su nombre, no tiene nada que ver con el pan. Este producto de color oscuro es un clásico del campo andaluz, donde tiene su origen: aprovechar los higos antes de que se echen a perder. Mezclados con almendra, matalahúva, clavo y canela, crean un alimento que perdura en el tiempo y es muy rico en vitaminas, minerales y fibra. Tiene un singular deje a regaliz y acompaña perfectamente una ensalada, una tosta con queso o cubierto de mermelada.

Ignacio Sánchez | Periodista

Artículos relacionados

Por todos es sabido que el referente del mundo de Las Fallas es València. Sin embargo, a lo largo...

¿Qué hace especial el Carnaval de Algeciras? La chirigota es la gracia. La comparsa, el...

Los más de 1.500 yacimientos talayóticos que salpican Menorca, una isla de apenas 700 km2,...

Deja tu comentario