A las Pitiusas #MeVoySeguro

Elige destino, Embárcate  /   /  By Comunicacion

Y un verano más, las islas Pitiusas se convirtieron en mi hogar durante el verano.

Ibiza: la isla bohemia

Ya son varios años visitando Ibiza. Para mí, la isla es sinónimo de vacaciones, de Mediterráneo, de verano y de felicidad. Sueño con algún día tener allí mi hogar y mientras tanto, me conformo con visitarla cada año. Esta vez nuestro ritmo ha sido mucho más tranquilo de lo habitual. Decidimos evitar las playas y dedicarnos a disfrutar de Dalt Vila y de pueblos como Santa Gertrudis y Sant Josep. Buscamos lugares secretos para disfrutar de la puesta de sol sin aglomeraciones… y, además, Ibiza es también un paraíso para las compras de estilo boho. Y es que llevo años diciéndolo: Ibiza no es solamente un destino de fiesta: tiene una vertiente relajada y tranquila que es la que me atrae cada verano como un imán.

Atardecer en Ibiza. Fuente: Diana Miaus

Formentera: la isla bonita

No hay dudas: la mejor escapada desde Ibiza es la isla vecina, Formentera. Es difícil explicar cómo es Formentera a alguien que no haya estado nunca: al igual que las fotos, las palabras no le hacen justicia. Y es que allí se encuentra una de las playas más bonitas del mundo (y lo digo con conocimiento de causa): la playa de Ses Illetes es lo más parecido al paraíso que podrás ver jamás. Si tienes tiempo, otras paradas obligadas en la isla son el Faro de la Mola, Cala Saona y Caló des Mort.

¿Cómo llegar a Formentera desde Ibiza?

Hay varias formas de llegar a Formentera desde Ibiza: nosotros elegimos hacer el trayecto entre las islas Pitiusas con Baleària, ya que es la forma más rápida de hacerlo. Los trámites son muy fáciles: con nuestro localizador pudimos sacar nuestros billetes fácilmente en la taquilla del puerto.

Servicio Formentera Express de Baleària. Fuente: Diana Miaus

Sin embargo, la experiencia ha sido diferente comparado con otros años. Ahora, antes de embarcar nos toman la temperatura, los barcos van más vacíos para respetar la distancia social, y han instalado mamparas protectoras y dispensadores de gel hidroalcohólico. Además, es necesario llevar puesta la mascarilla durante todo el trayecto, tanto en la cabina como en cubierta. Sintiéndonos muy seguros a bordo, llegamos al puerto de Ibiza en menos de 30 minutos, a tiempo para tomar nuestro vuelo de vuelta a casa.

TEXTO E IMÁGENES: DIANA MIAUS

Artículos relacionados

Si un barco marcó la historia de Baleària en sus inicios, fue sin duda el fast ferry Federico...

¿Todavía no conoces el Eleanor Roosevelt? ¿Quieres saber más sobre el fast ferry más sostenible...

La familia de Camper Van Bruno se embarca en el ferry Marie Curie de Baleària y Fred Olsen a...

Deja tu comentario