Dénia en fallas

Brújula  /   /  By Comunicacion

Por todos es sabido que el referente del mundo de Las Fallas es València. Sin embargo, a lo largo del territorio de la Comunidad Valenciana, existen muchos municipios que celebran esta fiesta. Pero, ¿en todos los lugares la fiesta es la misma? Los municipios falleros comparten muchos aspectos tradicionales como por ejemplo el peinado, los trajes, la manera de crear el monumento, la música y las mascletás. No obstante, cada localidad tiene sus peculiaridades y sus aspectos típicos que los distinguen de otros lugares.

Dénia, uno de los pocos municipios alicantinos donde las fallas son una de las fiestas más populares, se caracteriza por vivirlas de manera familiar, abierta y acogiendo a todos aquellos que quieran disfrutarlas. Cuenta con once comisiones falleras ubicadas por diferentes zonas de la ciudad. Al tratarse de una localidad pequeña, los visitantes pueden hacer su propio recorrido y visitar todos los monumentos sin ningún problema, hecho que en València no podría ser posible por el número de fallas existentes (se plantan en la capital alrededor de 700).

Mascletà

Mascletà

Antes de fallas

Hay que tener en cuenta que la fiesta fallera no trascurre únicamente durante el mes de marzo. En Dénia las fallas celebran actos durante todo el año como el día del fallero o el desfile de carrozas en el mes de julio o las presentaciones de cada comisión que tienen lugar de finales de septiembre a finales de enero.

Sin embargo, el pistoletazo de salida que da el comienzo oficial de Las Fallas es el Pregó y la Crida. Todos los falleros realizan un recorrido por cada una de los distritos donde cada falla  prepara en sus diferentes barrios un pregón animando a los vecinos a que vivan las fallas desde dentro. Una vez finalizados todos los pregones, tiene lugar la Crida, donde las Falleras Mayores de Dénia anuncian la llegada de las fiestas y se les otorga las llaves de la ciudad.

Plantà

Plantà

El 15 y el 16 de marzo son los días oficiales de plantà. Las calles de Dénia se cortan y se invaden por las piezas de los monumentos que deben encajar a la perfección unos con otros para que la falla esté a punto antes de que pase el jurado. Es hora de ponerse manos a la obra y montar el monumento, decorarlo y dejarlo bonito. Mientras se planta el monumento, la comisión espera a la Junta Local Fallera acompañada de un tabalet y una dolçaina para festejar la Nit d’albaes. Después del cántico lo típico es comer “coca ronyosa” y beber mistela.

Los días de fallas (17, 18 y 19 de marzo)

A las 6 o las 7 de la mañana del 17 comienza la despertà, que se realizará todos los días hasta el 19 de marzo. Los falleros cogen muchas provisiones de cohetes y van explotándolos por todo el barrio. Es una manera de comunicar que ya estamos en fallas. Bien temprano comienzan los pasacalles. Color y alegría ocupan Dénia para dar comienzo a las visitas de pleitesía.

Cremà (autor: José Segarra Guillén)

Cremà 

Y finalmente llega el día de San José, el 19 de marzo, característico por realizar la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados y por culminar la fiesta por la noche con la cremà de las fallas. Un año finaliza pero otro comienza y las fallas vuelven a ponerse las pilas para empezar el nuevo ejercicio.

Mireia Reig 

Artículos relacionados

El producto local menorquín será el protagonista de Arrels, la feria gastronómica que tendrá lugar...

La Semana Santa en Andalucía está cargada de fervor y de tradición. En San Roque, uno de los...

Mallorca nunca deja de sorprendernos. Es una isla redonda, completa, llena de matices y contrastes....

Deja tu comentario