Experiencia XPEDICIONÀRIA

Embárcate  /   /  By Comunicacion

El proyecto de sensibilización y educación ambiental Xpedicionària de la Fundació Baleària permite que estudiantes de secundaria de los centros educativos de los territorios en los que opera la naviera realicen expediciones científicas, tanto a bordo de los buques de la compañía como en tierra. En 2018 participaron un total de 599 niños y niñas en este programa. Anteriormente hemos contado en esta bitácora algunas de estas experiencias; esta vez, hemos querido que sea una alumna, Laura Florit, de la clase de 2º de la ESO del Colegio Consolación de Ciutadella (Menorca), la que lo cuente en primera persona.

Día 1

Todo empezó cuando nuestra tutora nos dio la noticia. Este año nuestro centro había programado, junto con la Fundació , un viaje educativo a Barcelona para los alumnos de 2º de ESO. Toda la clase nos emocionamos, ¡nos íbamos de expedición!

La tutora nos explicó que la Fundació Baleària había creado el programa Xpedicionària sobre sensibilidad y educación ambiental a bordo de sus barcos, con unos monitores del Centro de Educación Ambiental de Barcelona (BIOEDUCA).

Estuvimos preparando el viaje durante un tiempo hasta que llegó el día de partir. Nos acompañaban los tutores y el profesor de sociales a la estación marítima de Ciutadella y también se añadieron dos monitores de Baleària, Elena y en Sergi. Eran dos jóvenes muy simpáticos.

 

experiencia xpedicionària educación y sensibilización ambiental

Alumnos de 2º de la ESO del Colegio Consolación de Ciutadella (Menorca) a bordo del ‘Bahama Mama’.

 

Nos embarcamos en el ferry ‘Bahama Mama’. Cuando entramos al buque todo era muy grande, tenía pasillos muy largos y muchos pisos. Las habitaciones eran muy acogedoras con ventana y vistas al mar.

La primera actividad que realizamos fue la visita al puente de mando. Estaba situado en lo alto del barco. La charla del encargado fue muy interesante puesto que nunca habíamos visto el sistema de mando de un barco bien de cerca, y descubrimos que la tecnología que se aplica es muy sofisticada.

Al atardecer nos impartieron una charla audiovisual en una sala muy bien acondicionada, ya que las butacas eran muy cómodas. Allí nos explicaron la importancia de la conservación del mar y de especies endémicas del Mediterráneo.

 

experiencia xpedicionària educación y sensibilización ambiental

La monitora explica la importancia de la conservación del mar y de especies endémicas del Mediterráneo.

Día 2

Al día siguiente nos levantamos temprano para visitar la ciudad de Barcelona. Contemplamos la Pedrera de Gaudí, un edificio modernista y espectacular caracterizado por sus líneas curvas, visitamos también la zona gótica de la ciudad, la catedral de Barcelona y la iglesia de Santa María de Mar. En todo momento los monitores nos explicaban lo que estábamos viendo. Por la tarde fuimos al Mercat de la Boqueria, uno de los mercados más famosos de la ciudad condal. Había sido un día muy interesante pero agotador.

 

Día 3

Al día siguiente, último día del viaje, nos tocó visitar las instalaciones del Cosmocaixa. Allá observamos muchas curiosidades relacionadas con la tecnología, la naturaleza y la meteorología. Después de comer en el albergue, un muchacho de 17 años guineano nos impartió una charla sobre su dramática experiencia: atravesar el Sáhara y el estrecho de Gibraltar para poder llegar a España buscando una situación mejor que la de su país y unos estudios.

Tocaba partir hacia el puerto de Barcelona, allí nos despedimos de Elena y Sergi, nuestros monitores y como que todavía faltaba un buen rato para embarcar fuimos de compras en el Maremagnum, tiempo libre que aprovechamos para divertirnos con los compañeros.

 

experiencia xpedicionària educación y sensibilización ambiental

Los alumnos en Barcelona.

 

Llegó la hora de partir, estábamos muy satisfechos de las jornadas que habíamos pasado juntos pero muy cansados. Nos acomodaron en nuestros camarotes y nos fuimos a dormir. Sin darnos cuenta ya habíamos llegado a Ciutadella.

Para mí, personalmente, ha sido mucho más que una experiencia. Pasamos tres días de convivencia con los compañeros y profesores. Y gracias al programa Xpedicionària hemos aprendido muchas cosas nuevas.

 

Laura Florit  | Alumna de 2º de la ESO del Colegio Consolación de Ciutadella (Menorca)

Artículos relacionados

Volver a nadar libres en las cristalinas aguas que rodean el islote de S’Espardell; escabullirse...

El turismo llamado familiar lleva asociados toda una serie de tópicos de los cuales es difícil...

Un refresco en la cafetería a bordo, el Mediterráneo por la ventana… y música en directo. Una...

Deja tu comentario