Los mejores amaneceres del Mediterráneo

Elige destino  /   /  By Comunicacion

Los días se despiertan a solas. Mientras miles de personas rinden culto diario al ocaso alrededor del Mediterráneo, aún son pocos los que disfrutan del amanecer. Un momento mágico, silencioso, místico. Y desconocido.

Dorados, naranjas, rosas. Incluso rojos. Envueltos de piedras milenarias, sobre el mar, al resguardo de faros, entre coloridas vidrieras o recortando ciudades en el horizonte. Así son algunos de los amaneceres del Mediterráneo.

1- Sol exclusivo: Formentor, Mallorca

Si ves amanecer desde el punto más al norte de Mallorca, en la afilada península de Formentor y junto a su faro, creerás que el sol sale exclusivamente para ti.

Mar dorado en Formentor (autor: Tolo Balaguer)

Mar dorado en Formentor (autor: Tolo Balaguer)

2- Calidoscopio gigante: La catedral de Mallorca

Emplazaron la Seu para que, en el Solsticio de Invierno, el sol iluminara el rosetón del este y su luz impactara de nuevo en el del oeste, formando un calidoscopio gigante. En verano, el fenómeno no es exacto pero los rojos y amarillos del primer sol del día en la Bahía de Palma son igualmente mágicos.

3- Los primeros en ver el sol: Es Castell (Maó), Menorca

Tendría que ser un imprescindible de todos los que visitan Menorca. Madruga y dirígete al muelle de Cales Fonts, concretamente a la punta. Encontrarás la Porta d’Eos, una escultura del artista Francesc Calvet. Ya estás. Es justo aquí donde debes situarte para ser el primero de España en recibir los rayos del sol. El madrugón para disfrutar del amanecer que nos regala Cales Fonts, quizás uno de los rincones más bellos del puerto de Maó, es altamente recomendable.

4- El amanecer del mar dorado: Platja d’en Bossa, Eivissa

El sol se despierta entre Es Daus. Acaricia los islotes. Las sombras de Formentera y S’Espalmador aparecen sobre el horizonte, como si nacieran. Hasta entonces, en la oscuridad, no existían. Desde la arena de Platja d’en Bossa se aprecia cómo, con los últimos compases de la noche y los primeros de la mañana, el mar se llena de reflejos dorados.

5- Alba desde los baluartes: Dalt Vila, Eivissa

Acodarse en los centenarios muros de los baluartes que miran a Oriente. Respirar hondo. Esperar. Mirar cómo el día empieza desde la histórica atalaya. Ver cómo la luz del faro de Es Botafoc empequeñece mientras el sol se hace más grande, más intenso a cada segundo, hasta pintar de luz las piedras de los baluartes.

6- Impresionante sol: Playa de Llevant, Formentera

El día amanece en Formentera en la playa de Llevant. Un lugar al que se llega aún a oscuras y del que se vuelve con la impresionante estampa de los primeros rayos dando vida a las salinas y a S’Estany Pudent. Durante los minutos en los que el sol parece aún pegado al horizonte, las olas se tiñen de fuego.

7- En lo alto de la ciudad: Turó de la Rovira, Barcelona

Una de las mejores vistas para disfrutar de los amaneceres en Barcelona es desde el mirador del Turó de la Rovira, el punto más alto del parque del Guinardó, donde se encuentran los conocidos búnkeres del barrio del Carmel.

8- Entre rocas: Playa de Les Rotes, Dénia

Sentarse en una de las rocas del final de la playa de Les Rotes, en Dénia, con la silueta del cabo de Sant Antoni al fondo, visualizando el infinito hasta que por fin comienzan a aparecer los primeros destellos luminosos… un entorno agradable, tranquilo y atractivo para empezar el día entre rocas doradas.

9- Desde el paraíso: Playa de Sotogrande, San Roque (Cádiz)

Una de las últimas playas del Mediterráneo antes de que se mezcle con las aguas del océano Atlántico. Un lugar paradisíaco, sobre todo en la desmbocadura de los arroyos Guadalquitón y Barondo.

10- En una playa virgen: El Playazo, Rodalquilar (Cabo de Gata)

Esta playa virgen ofrece una oportunidad inmejorable para ver el amanecer desde el Parque Natural Cabo de Gata, en Almería. Y no sólo desde la orilla, también desde la duna fosilizada junto al Castillo de San Ramón.

Autores | M.Torres · M. Palmer  ·  J. Torné  ·  I. Sánchez

Artículos relacionados

No descubro nada si digo que Menorca fue británica durante casi un siglo. Los famosos tratados de...

Dormir bajo las estrellas, hacer un fuego y disfrutar de lo natural ya no está reñido con las...

Llegan las vacaciones y toca compartirlas en familia, con todos, incluido el perro. Elegir destino...

Deja tu comentario