Mallorca, sin barreras caninas

Elige destino  /   /  By Comunicacion

“No puede entrar con el perro” es una de las frases que más odian los que tienen a uno de ellos en la familia. Cada vez suena menos en Mallorca. La mayoría de establecimientos permiten la entrada en sus locales a los animales.

En los últimos años, Mallorca y especialmente Palma, están acercándose a Europa en lo que a actitud dog friendly se refiere. La mayoría de los turistas que llegan a la isla proceden de países en los que estos animales son tratados como un ciudadano más, y un territorio como éste, al servicio del visitante, no podía darle la espalda al fenómeno. Más aún si se tiene en cuenta que en Mallorca hay 192.000 perros registrados.

En Palma, la normativa es tajante: los perros únicamente no podrán entrar en aquellos locales que prohíban explícitamente su acceso. O sea que en el resto no hay barreras. Las grandes cadenas comerciales, muchos bares y restaurantes con terraza y hoteles, les abren sus puertas. Además, la ciudad dispone de ocho áreas de ocio para soltarles, dentro de unos horarios y unas normas concretas, y de una playa, la de Es Carnatge: una extensión de casi dos kilómetros de largo en la que los perros pueden darse un chapuzón de agua salada siempre que les venga en gana. Además, uno puede ir hasta ella en el autobús número 30, donde pueden viajar únicamente con correa, bozal y la cartilla de vacunas al día. En el resto de buses públicos de Palma deben ir con transportín. Y en el tren y el metro, su entrada está prohibida.

Y es que pese a que Mallorca es cada vez más dog friendly, aún queda un trecho por recorrer. La Plataforma Balear Para la Defensa de los Animales (Baldea) lleva tiempo pidiendo que las islas tuteen a las mascotas como a un ciudadano o turista más y ya han obtenido como recompensa estas zonas de ocio y las playas de Es Carnatge (en Palma) y de Llenaire (en Pollença), donde es legal soltar a los perros. Teniendo en cuenta que anualmente llegan a Mallorca alrededor de 44.000 perros turistas, no hay otra que recibirles con los cuatro brazos abiertos.

Si uno tiene que estirar las piernas regularmente, imagina si tienes cuatro. Agility, disc dog, mushing, trickdogging, canicross… son algunas de las modalidades deportivas para perros. Son nuevas en nuestro país; son muy nuevas en Mallorca. El disc dog existe desde hace cuarenta años en Estados Unidos, cuatro en España y hace dos que Paco Barrionuevo lo introdujo en la isla. Su club Dogfrisbee Mallorca entrena los sábados a perros para que sean capaces de encajar un disco volador en su boca y devolverlo a su dueño. Algo aparentemente simple, pero que es un cóctel –como todos los deportes citados– de obediencia, diversión y entendimiento entre perro y amo.

Jesús Torné | Periodista

 

Artículos relacionados

Poder disfrutar de los fondos marinos de Es Caló de Sant Agustí, siempre radiantes y cargados de...

Aguas turquesas, arenas blancas, servicios y fácil acceso. No necesitamos más para disfrutar de una...

Para vivir las fiestas de Sant Joan “com toca”, es decir, de “pe a pa” y en primera persona, hay...

Deja tu comentario