Mercadillos en Eivissa: aires hippies y artesanía

Elige destino  /   /  By Comunicacion

Los mercadillos con objetos hechos a mano o importados de países exóticos proliferan durante el verano en Eivissa, y se han convertido en un atractivo más de la isla, donde millares de turistas buscan llevarse la aparente esencia hippy de la isla en forma de souvenir.

Dos mercadillos destacan sobre el resto, el de Las Dalias, por el ambiente y la calidad de los productos que se pueden comprar, y el Hippy Market Punta Arabí, por ser el más antiguo y de mayores dimensiones. Lo que en el año 1973 empezó como una animación de hotel más que se ofrecía a los turistas del Punta Arabí (en Es Canar), se ha convertido varias décadas después en el mercadillo más grande de la isla de Eivissa.

Todos los miércoles de abril a octubre, el núcleo turístico de Es Canar es invadido por miles de turistas atraídos por el famoso Hippy Market, que con unos 500 puestos es el más grande de la isla. Quizás vayan en busca de un recuerdo que llevarse a su tierra, o rastreando lo que queda de la Eivissa hippy; lo cierto es que entre los centenares de puestos se puede encontrar de casi todo. En una tarde, pueden adquirirse unas babuchas marroquíes, un tapiz de la India, un colgante nepalí, un bolso confeccionado en Guatemala, un bikini del Brasil o una máscara africana… y también artesanía típica de la isla, o un vestido de la blanca moda Adlib.

En pleno verano miles de personas prefieren cambiar un día de sol y playa en las famosas calas ibicencas, por el bullicio y el colorido de los puestos del mercadillo, que sigue celebrándose en las instalaciones del Club Punta Arabí, un complejo de 80.000 metros cuadrados. Gracias a ello, el público dispone de numerosos servicios, además de varias opciones de bares y restaurantes.

Algunos miércoles, se ofrecen actuaciones en directo en las callejuelas del complejo, y hay una calle con talleres infantiles para que los más pequeños puedan emular las creaciones que se venden en el mercadillo. Algunos puestos llevan en Es Canar desde los años setenta.

El mercadillo de Las Dalias es otro de los imprescindibles en la isla. Empezó con cuatro puestos un día de invierno de 1985, como alternativa al de Es Canar, que estaba muy consolidado ya por aquel entonces, y fue creciendo gracias al boca a boca. En los años setenta, diversificó su oferta con actuaciones de artistas nacionales e internacionales. Actualmente, además del mercadillo, Las Dalias acoge una amplia variedad de eventos, como la conocida fiesta Namasté.

Los sábados, los jardines y el interior del restaurante son el escenario del mercadillo principal, con unos 200 puestos. De junio a septiembre, además, se celebra el Night Market los lunes por la noche. Además de la originalidad de las obras que se pueden comprar, otro elemento distintivo es el valor añadido que ofrecen a los que se acercan al mercadillo de Sant Carles. Como en el caso del mercadillo de Es Canar, hay artesanos que llevan vendiendo en Las Dalias desde hace 25 años; algunos incluso, han pasado el testigo a sus hijos. Visitar algunos de los mercadillos es parte del ritual que todo veraneante debe seguir.

Judit Binefa | Periodista

Artículos relacionados

Eivissa fue musulmana durante cinco siglos, hasta que las fuerzas catalanas la reconquistaron en...

Adentrarse en el Mercado de Atarazanas es una aventura. Sea cual sea la hora el ajetreo es...

Vocación de cantante, aunque también ha desarrollado otras facetas artísticas como locutora de...

Deja tu comentario