Prácticas a bordo de Baleària, la escuela del mar

Bitácora  /   /  By Comunicacion

Para Baleària la formación permanente y el grado de capacitación de la plantilla, tanto en tierra como en flota, es un elemento clave. En 2016 Baleària realizó la segunda edición del programa de formación de alumnos de Puente y Máquinas con la opción que los alumnos que finalicen las prácticas puedan formar parte de la plantilla. El objetivo de este programa es crear una cantera de personas capacitadas y especializadas que se hayan formado en barcos de la naviera. Cada alumno realiza las prácticas en cuatros buques distintos para que tengan un conocimiento global de la empresa y los puertos donde opera.

Una de estas alumnas fue Jennifer Fuentes que, con solo 28 años, se ha convertido en tercera oficial del ferri Abel Matutes, tras unos meses de prácticas en el buque. Después de diplomarse en Navegación Marítima en Tenerife, Jennifer se enroló el mes de junio de 2016 en este buque, que cubre la ruta entre Barcelona y Palma. Sus tareas de aprendizaje fueron “todoterreno”, es decir “tocando todas las teclas en todos los sitios”, asegura, aunque reconoce con gratitud que la tripulación le brindó todas las facilidades para aprender a velocidad de crucero. Durante tres meses ayudó en las tareas propias del tercer oficial como administrar los contratos del personal a bordo, tareas de mantenimiento y revisión del equipamiento de salvamento y, en definitiva, ser el puente entre la empresa en tierra y el buque.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jennifer también destaca la oportunidad que le ha brindado la compañía: “he aprendido muchísimo y tengo unos compañeros magníficos, con una calidad humana excepcional; además me gusta el trato con el cliente y me encanta mi oficina con el fondo de mar”, apunta la oficial.

La historia de  Iván Sellero, un joven gallego licenciado en Náutica y Transporte Oceánico, es similar a la de Jennifer. En mayo de 2015 embarcó en el Abel Matutes como alumno de prácticas, donde aprendió todo lo que pudo de los oficiales y del resto de la tripulación que define como “los mejores compañeros”. En diciembre, tras quedar una plaza vacante en el buque, volvió a embarcar como tercer oficial. “Lo que más valoro de la compañía es la proyección profesional a corto y medio plazo”, comenta el joven oficial. Sobre su futuro profesional, los dos lo tienen claro: seguir aprendiendo todo lo que puedan y no estancarse nunca.

El Programa de Formación de Alumnos de Puente y Máquinas, de un año de duración, permite a los alumnos hacer prácticas en cuatro buques de la compañía, en Baleares y el Estrecho.  Al finalizar el programa, algunos alumnos tienen la opción de formar parte de la plantilla de Baleària.

Artículos relacionados

El mundo del mar y de la navegación siempre ha causado mucho interés y admiración. Para saciar un...

Cuando se imponen las temperaturas estivales, los deportes de agua toman nuestro litoral y cada vez...

Se suele decir que la tierra es el planeta azul. Y que toma este nombre del color de las aguas de...

Deja tu comentario