Desde el puente de mando

Embárcate  /   /  By Comunicacion

Puente de mando del Avemar Dos en el puerto de Ceuta, comienza la travesía hacia Algeciras. El cielo está algo plomizo y con nubes, son las cinco y media. El viento sopla flojo de poniente, fuerza 3, el buque de Baleària suelta amarras. Algunas gaviotas nos despiden por la bocana muy cerca de las cubiertas.

Estatua de Hércules en la bahía ceutí

El catamarán navega por la bahía ceutí. Nos mira Hércules aguantando para siempre las columnas desde la bocana y desde arriba el Monte Hacho y su fortaleza nos contemplan. Entrar en el puente de mando de un fast ferry parece más bien una película del futuro. Numerosas luces de colores, botones y dos asientos negros elevados que dominan la navegación, varias pantallas al frente y laterales, carta electrónica, radar, estabilizadores…es el panel de control. El timón es similar a un joystick, hay bastantes barcos por el Estrecho a esta hora, como casi siempre algún mercante, se escucha Tarifa Trafic. Se habla por radio desde el Avemar Dos con el puerto de Algeciras para pedir atraque, se identifica al buque y también se comunica con la caseta del práctico, esta vez no tiene que intervenir.

Viaje de Ceuta a Algeciras: una travesía por el Estrecho

Llegamos al Estrecho, y después entramos en la Bahía de Algeciras. Todo pasa bastante rápido, se pasa la boya recalada que indica la entrada a puerto, de nuevo baja la velocidad el buque. El pasaje empieza a prepararse. Se le asigna el atraque número 6, se ve en una de las pantallas al frente en color rojo: 190, es el rumbo. A través de unas cristaleras laterales el barco empieza a realizar la maniobra de atraque. El mando del buque pasa por unos minutos al alerón de babor. Hay una marcha atrás a unos 5 nudos, no hace falta más, el casco del buque es ligero y es suficiente la propulsión. Se escucha a la capitán Celia Jiménez, “lo tengo, a la vía, popa libre”. Un marinero de popa exclama: “popa claro”. También se oye por la radio al contramaestre: “proa firme”. Después alto y claro por el walkie: “abriendo rampa” y comienzan a salir los vehículos en el puerto de Algeciras con las luces ya encendidas. Ha oscurecido. Se ven 2 cabos, dos cuerdas a proa y otras dos en la popa, no hace falta más sujeción a puerto del buque porque en unos minutos partirá de nuevo en otro viaje hacia Ceuta. “colocando finger” y los pasajeros desembarcan del catamarán. Hay unos minutos de menos intensidad en el puente de mando. Se enciende una luz de una lámpara y la capitán se sienta para anotar en el Diario de Navegación la hora de llegada del Avemar Dos. Son las 18:30 horas el viaje ha terminado sin novedad y se anota.

Bahía de Algeciras

Marián Campra García de Viguera | Periodista

Artículos relacionados

Si hay una noticia que todos los que compartimos nuestra vida con una mascota estábamos esperando...

De Barcelona a Alcúdia y de vuelta a la península pasando por Menorca. También de Ciutadella al...

Navegar por el Estrecho es un espectáculo para los sentidos. Sonoro, por las olas del mar que...

Deja tu comentario