Málaga a pie, rutas de senderismo para este otoño

Elige destino  /   /  By Comunicacion

Málaga es una de las provincias más montañosas de España. Su interior está compuesto por una constante media montaña que ofrece bosques de castaños y pinsapos, densos pinares, cumbres nevadas y parajes naturales que parecen sacados de un cuento y por donde campa a sus anchas la cabra montesa.  

Proponemos una decena de bellas rutas de diversa dificultad para descubrir la naturaleza malagueña. Desde paseos familiares hasta largas ascensiones, este es nuestro Top Ten. 

El Fuerte · Frigiliana

Dificultad: Media 

Frigiliana es uno de los pueblos más bonitos de Málaga. Y desde su barrio alto parte esta ruta que, en un par de horas de constante ascenso, alcanza la cima de El Fuerte. Un bonito lugar con vistas 360 grados a todo el entorno natural y a la aldea El Acebuchal, perfecta parada para el almuerzo posterior. 

Desde el bonito pueblo de Frigiliana parte una ruta hacia la cima de El Fuerte.

De Parauta a Igualeja · Valle del Genal

Dificultad: Media 

Entre el otoño y el invierno, un bosque de castaños inunda de colores rojizos del Valle del Genal, cerca de Ronda. A sus pies se esconden diversas rutas senderistas que unen la docena de municipios de la comarca. Una de las más atractivas y familiares pasea entre los pueblos de Parauta e Igualeja de manera circular. En el último, además, nace el río Genal, cuyas aguas dan vida a toda esta área.  

Cascada de La Rejía · Tolox

Dificultad: Media 

La Sierra de las Nieves, un parque natural que este año será declarado Parque Nacional, cuenta con numerosos caminos para lanzarse a caminar. Uno de los más atractivos es el que llega a la cascada de La Rejía: su medio centenar de metros la convierte en la más alta de Málaga. Se alcanza en hora y media por una ruta que va ascendiendo poco a poco junto al río Caballos, en cuyas pozas es posible darse un chapuzón para refrescarse. El itinerario se puede hacer lineal -más sencillo- o circular, con algo más de dificultad. 

Pinares de San Antón · Málaga

Dificultad: Fácil

El entorno de la capital malagueña también ofrece rutas para la práctica del senderismo. Una de ellas es la subida al monte de San Antón, en la barriada de El Palo. Se puede ascender directamente caminando desde la playa, aunque la opción más habitual es tomar el coche hasta la urbanización Pinares de San Antón y, desde ahí, caminar ya entre pinares, algarrobos y lentisco. Un paseo de tres kilómetros con una leve subida y unas preciosas vistas sobre la bahía de Málaga. Ideal al atardecer.  

La Maroma · Axarquía

Dificultad: Difícil

La cumbre más alta de la provincia de Málaga es La Maroma, en la comarca de La Axarquía. Se puede abordar desde los municipios de Sedella, Canillas de Aceituno y Alcaucín. También desde Alhama de Granada, ya en la cara norte y en suelo granadino. Todas las aproximaciones requieren unas siete horas entre ida y vuelta. El esfuerzo, eso sí, merece la pena, como las lejanas vistas a Sierra Nevada.  

El laberíntico Torcal de Antequera.

El Torcal · Antequera 

Dificultad: Fácil

Este laberinto kárstico es una estupenda opción para el senderismo en familia. Ofrece dos rutas -señalizadas con los colores verde y amarillo- sencillas y cortas pero perfectas para descubrir los secretos de este paraje natural. Mejor no salir de las zonas indicadas: todo se parece tanto que es fácil perderse.  

Bosque de pinsapos · Yunquera

Varias opciones

El pinsapar de Yunquera es uno de los puntos de mayor valor ecológico de la provincia malagueña. Desde el mirador de Puerto Saucillo, al que se llega por una pista de tierra, parten varias rutas de diversa complejidad -desde simples paseos a caminatas de nueve horas- que llegan hasta la Cueva del Agua, el Peñón de los Enamorados o incluso El Torrecilla, el segundo pico más alto de Málaga. Todo, bajo la sombra de los abetos prehistóricos. 

Sierra de Camarolos · Villanueva del Rosario

Dificultad: Fácil

Al norte de la capital malagueña existe una zona denominada ‘pirineos del sur’ dominada por la piedra caliza y con algunas de las vías de escalada más duras del planeta. Para quien tema las alturas, hay opciones senderistas, como la que llega hasta la cumbre de Camarolos. Un paseo de ocho kilómetros que, con calma, se realiza en unas cinco horas. 

El Torrecilla · Tolox 

Dificultad: Fácil

Este pico está muy lejos del pueblo toloxeño, pero se enclava en su término municipal. Una de las mejores opciones es subir desde el área recreativa de Las Conejeras, cerca de la carretera A-397 entre Ronda y Marbella. Casi 17 kilómetros de recorrido y un desnivel de 800 metros de esta una de las propuestas más difíciles, pero también de las más bellas. En invierno suele teñirse de blanco por las habituales nevadas.  

Por la zona de El Chorro discurre una ruta circular cerca del Caminito del Re.y

Pico El Convento · El Chorro

Dificultad: Fácil

Este sencillo pico está en el centro de una bonita ruta circular por los alrededores de el famoso El Caminito del Rey. Se pasea por bosques por los que vuela el buitre leonado y ofrece preciosas panorámicas a los embalses de la zona.  

Ignacio Sánchez | Periodista

Artículos relacionados

Con esta práctica deportiva, que consiste en correr y recoger basura durante el recorrido, es posible...

Mallorca brinda a sus visitantes exquisitas opciones, fuertemente arraigadas a su historia y que...

Ceuta cuenta con una historia milenaria. Su situación geográfica, privilegiada y estratégica, la...

Deja tu comentario