El verano es tiempo de playa, hamaca y siesta. Pero también de lectura, de horas dedicadas a viajar...