Un fin de semana en Castellar de la Frontera

Elige destino  /   /  By Comunicacion

Pasear por Castellar de la Frontera es remontarse al Medievo. Calles empinadas y empedradas dentro de un castillo milenario,

castellar de la frontera

Foto: Marián Campra.

leyendas de caballeros, asedios, batallas y escaramuzas, un recinto amurallado y fortificado con un pequeño pueblo blanco entre sus piedras y tranquilo para desconectar en el corazón del Parque Natural de Los Alcornocales. Un fin de semana de naturaleza en la provincia gaditana, a media hora en coche viajando en ferry de Baleària y desembarcando en Algeciras y a una hora y media si desembarcamos con nuestro vehículo en el puerto de Málaga.

Castellar de la Frontera son tres pueblos en uno, el viejo pueblo de Castellar, que se ubica dentro de la fortaleza de un castillo medieval de origen árabe del siglo XIII; el nuevo pueblo de Castellar, construido en 1971 y La Almoraima. De las 18 mil hectáreas que ocupa su término municipal, 15 mil están protegidas y se encuentran dentro del Parque, toda una explosión de flora y fauna. Un lugar idóneo para hacer excursiones.

castellar de la frontera

Foto: Marián Campra.

Por la mañana, el sábado visitaremos La Almoraima, una pedanía con una pequeña estación de trenes y donde se encuentra el antiguo Convento de La Almoraima de comienzos del siglo XVII, hoy hotel.

Podemos dar una vuelta por el Parque Natural donde viven además de ciervos, gamos, corzos, muflones, zorros, una gran variedad de aves rapaces. Además, se puede disfrutar de numerosas actividades lúdico-deportivas: rutas en bicicletas, rutas a caballo o ala delta. Cerca está el Embalse del río de Las Cañas donde se pueden practicar deportes náuticos.

castellar de la frontera

Foto: Turismo de Cádiz.

Por la tarde y para terminar el día, subiremos a la Villa Vieja, al Castillo, Monumento de Interés Turístico, que se alza a unos 300 metros, desde donde podemos divisar todo el Campo de Gibraltar, con unas panorámicas espectaculares, un atardecer que no se puede olvidar. La subida en coche nos transporta a otra época y atraviesa un pulmón verde.

El domingo lo dedicaremos a pasear por las calles del castillo y su sin fin de recovecos. Son sólo unos 100 vecinos los que viven en el Castillo entre casas blancas bien cuidadas, macetas cargadas de flores, calles empedradas, una sorpresa en cada esquina, no faltan tiendas hippies con sus trabajos en piel, lana, artesanía de madera, grabados, cerámica y perfumes naturales.

 

castellar de la frontera

Foto: Centro de Rescate Animal ‘Naturaparc’.

Y antes de irnos, se debe hacer una visita al Zoo de Castellar porque es diferente a cuantos conocemos, con sus numerosas y variadas especies. Es un Centro de Rescate Animal en un enclave natural, donde desde su fundación se trabaja con los animales que resultaban decomisados por las autoridades. Castellar de la Frontera, te espera con su castillo y su historia.

Marián Campra | Periodista

 

Artículos relacionados

Con esta práctica deportiva, que consiste en correr y recoger basura durante el recorrido, es posible...

Málaga es una de las provincias más montañosas de España. Su interior está compuesto por una...

Mallorca brinda a sus visitantes exquisitas opciones, fuertemente arraigadas a su historia y que...

Deja tu comentario