Uno más de la familia

Embárcate  /   /  By Comunicacion

En varios buques de Baleària se están llevando a cabo proyectos piloto para mejorar la acomodación de las mascotas: desde acceso a camarote, pasando por casitas de la calma y videovigilancia a través del móvil. 

En Baleària, las mascotas de los pasajeros son uno más de la familia, por eso la naviera sigue trabajando para que las travesías de los clientes de cuatro patas sean lo más cómodas posible. 

Los buques de Baleària van sumando mejoras en las zonas acondicionadas para que viajen las mascotas. A las jaulas de aluminio, zonas de paseo, aire acondicionado y música relajante de algunos buques, se suman tres proyectos piloto pet friendly

Videovigilancia de mascotas a través del smartphone.

VÍDEOVIGILANCIA 

Los smart ships de nueva construcción Hypatia de Alejandría y Marie Curie tienen instaladas webcam en las jaulas, que permiten a los dueños de las mascotas ver, en todo momento, cómo se encuentran a través de sus teléfonos móviles. Una vigilancia digital siempre acompañada del contacto directo entre mascotas y propietarios. «Sabemos que es fundamental para ambos, por eso, como en todos los buques, tenemos establecidas una o dos visitas según la duración de la travesía, y somos flexibles si es necesaria alguna visita extra y la situación lo permite», explica Carlos Gómez, responsable de Servicios a Bordo. 

Además, el Hypatía de Alejandría dispone de un camarote específico donde los pasajeros y sus mascotas pueden viajar juntos. 

CASITAS DE LA CALMA 

La perrita Lana, de Marta Casanova, autora de ‘Mallorca con perro.

En el fast ferry Cecilia Payne se han hecho varias mejoras, que han sido supervisadas por la etóloga y especialista en psicología canina Amparo Fortea. Así, se han instalado casitas de la calma, que son jaulas con un espacio limitado de visión para que los perros controlen todo el entorno y no estén en un estado permanente de alerta, y se usan feromonas apaciguadoras para tratar la ansiedad y el estrés canino. La zona, a la que solo acceden los clientes con mascota, dispone de un pequeño pipican, con césped artificial y un bolardo para que los perros puedan marcar y relajarse. Además, un miembro de la tripulación permanece siempre con las mascotas, y en este caso no hay límite de visitas ni tiempo. Los pasajeros que las han probado las han valorado con un 9,1, según las encuestas de satisfacción de la empresa Investrategia. 

Marta Casanova, de Mallorca con perro, que ha viajado junto a su perrita Lana en el Cecilia Payne, explica que «el confort de los animales está garantizado gracias a la ventilación individual y el control de temperatura» de cada habitáculo, y recomienda llevar una mantita o juguete para que los perros «potencien la sensación de lugar seguro y familiar».  

Otra cliente habitual de Baleària es Nerea Guindo, del blog Corazón de Maniquí, que ha viajado con su perro Woody a bordo de distintos buques. «Existen comederos a nuestra disposición y garrafas por si queremos ponerles agua o comida, y la verdad es que es un detalle que se agradece mucho», señala Nerea. 

«Como miembros de la familia que son, nuestros perros no tienen por qué quedarse en tierra y para ello tenemos en el transporte marítimo un gran aliado», concluye Marta. 

Artículos relacionados

Navegar por el Estrecho es un espectáculo para los sentidos. Sonoro, por las olas del mar que...

Puente de mando del Avemar Dos en el puerto de Ceuta, comienza la travesía hacia Algeciras. El...

Cuatro barcos de alta velocidad de Baleària han sido remotorizados para ganar velocidad y...

Deja tu comentario