Xpedicionària: ver para aprender

Billete  /   /  By Comunicacion

El programa Xpedicionària de la Fundació Baleària es un proyecto de sensibilización y educación ambiental sobre la importancia de preservar el mar. Esta iniciativa se organiza de la mano de Bioeduca con el apoyo de la Generalitat Valenciana. Gracias a ellos este proyecto llega cada año a centenares de alumnos que pueden disfrutar y aprender de forma activa la importancia de la conservación y protección de este bien común que es el mar Mediterráneo.

El proyecto, dirigido a estudiantes de Educación Primaria y Secundaria, consiste en una expedición científica por mar a bordo de Baleària, con actividades también en tierra. Durante la travesía, los alumnos pueden avistar animales marinos, como cetáceos (ballenas, delfines, zifios), aves y otras especies, y conocer así la rica y variada biodiversidad marina y su sensibilidad al cambio climático.

La aventura del estudio del mar

Para los más de 2.500 alumnos que han embarcado en este proyecto, poder participar en un estudio real sobre la fauna marina ha sido toda una aventura.

Alumnos embarcando

Alumnos embarcando

Los estudiantes embarcan por la mañana en el ferry donde, con la guía de  los monitores, realizan dos talleres ambientales sobre navegación sostenible y biodiversidad de la fauna en el Mediterráneo. Los jóvenes expedicionarios también conocen de primera mano Baleària y las normas ambientales que se rigen en el mar.

Después se realiza una visita guiada por el barco; el puente de mando siempre causa furor entre los más pequeños, por la gran cantidad de botones y aparatos digitales que los capitanes deben controlar durante la travesía.

Descansando durante la travesía

Descansando durante la travesía

Después llega el esperado momento de la observación de la fauna marina. Prismáticos en mano y siguiendo las indicaciones de los monitores, los alumnos pueden disfrutar distinguiendo distintos animales. Se pueden avistar muchas aves marinas y delfines; con un poco de suerte, hasta ballenas y tortugas marinas. Solo hay que tener paciencia y prestar mucha atención para convertirse en un buen observador marino. Los jóvenes grumetes volverán a casa con las mochilas cargadas de nuevas aventuras y conocimientos. ¡Hasta la próxima!

 

Artículos relacionados

Un hotel flotante sobre el mar Mediterráneo, capacidad para un millar de pasajeros y la misión de...

El buque Poeta López Anglada de Baleària acogió la 3ª edición del evento solidario “Cruzando el...

Sabemos que los animales de compañía son uno más de la familia, y por eso en Baleària se pone todo...

Deja tu comentario