Eslora Retour aux communiqués de presse
26/03/2021

Un ferry propulsado a gas de Baleària participa, en coordinación con la Capitanía de Barcelona, en un simulacro de incendio provocado por un coche eléctrico

El simulacro de un incendio en el interior del ferry Abel Matutes de la naviera Baleària se iniciará este sábado 27 de marzo a las 17:30, cuando el buque esté navegando a unas 20 millas del Port de Barcelona, procedente de Alcúdia. 

La novedad en este ejercicio es doble. Por una parte, el ferry usa como combustible gas natural – solo Baleària opera en España con buques de estas características, con una flota actual de seis- y el almacén y uso del GNL como combustible plantea una serie de riesgos diferentes a los convencionales en la gestión de incendios y emergencias. Por otra parte, el foco de la emergencia es un incendio provocado por un vehículo eléctrico que se encuentra justo debajo de los depósitos del gas. Se ha elegido este tipo de vehículos porque cada vez hay un mayor incremento del transporte de coches eléctricos en los ferries ropax y eso también conlleva una serie de peculiaridades y riesgos a la hora de acometer la emergencia marítima. 

Además de Baleària, en este simulacro, coordinado por la Capitanía Marítima de Barcelona, de la Dirección General de la Marina Mercante, participan el CCS de Barcelona, la Autoridad Portuaria de Barcelona y los Bombers de la Generalitat de Catalunya. 
El objetivo de este ejercicio práctico es valorar los procedimientos de Salvamento Marítimo y los Bombers a la hora de colaborar en las actuaciones de emergencia marítima. Unidades de Bombers, que recibieron una formación específica sobre este tipo de intervenciones, serán transportados hasta el buque a bordo del helicóptero Helimer de Salvamento Marítimo y transferidos al ferry. Permanecerán en todo momento en comunicación con el CSS de Barcelona, desde donde se supervisará la emergencia. También se movilizarán en el operativo el buque Punta Mayor y las salvamares Mintaka y Polaris de Salvamento Marítimo.

 Por otro lado, se pretende practicar la acogida de un ferry con combustible GNL necesitado de asistencia por parte del Port de Barcelona como lugar de refugio.  

Además, se pondrán a prueba los procedimientos de emergencia del propio buque, que llegará a puerto con el incendio controlado, pero no extinguido, y una escora de 5 grados provocada por la acumulación del agua utilizada en la intervención.  

Para que el buque pueda atracar en el puerto será necesario que la Capitanía Marítima inicie el procedimiento de lugar de refugio y se informará al Director General de la Marina Mercante como autoridad competente para la toma de decisiones para buques necesitados de asistencia. 

La Autoridad Portuaria de Barcelona activará también su Plan de Autoprotección (PAU) en nivel 1 para preparar la llegada segura del buque a puerto, desembarcando el pasaje y completando la extinción del incendio con la ayuda de los medios de tierra, finalmente. La activación del PAU del Port de Barcelona supondrá la participación del Cuerpo de Policía Portuaria y de Bombers de Barcelona, quienes se encargarán de controlar el perímetro y asegurar la extinción del incendio en el buque.