Eslora Torna ai comunicati stampa
NP_bureau
05/05/2020

Baleària será la primera naviera del mundo en certificar con Bureau Veritas que sus buques e instalaciones son espacios seguros de Covid-19

La naviera pone en valor la seguridad del viaje en barco, que por su naturaleza y espacios permite garantizar la distancia entre pasajeros. 
 


Baleària está trabajando para ser la primera naviera a nivel mundial en obtener la etiqueta Global Safe Site Covid-19 en su máximo grado (Excellence) por parte de la entidad de certificación e inspección internacional Bureau Veritas, que certificará que sus buques y las estaciones marítimas que gestiona llevan a cabo procedimientos específicos, planes de limpieza, medidas organizativas y personales de protección para prevenir el Covid-19. La naviera además medirá periódicamente la posible presencia del virus en superficie para poder obtener la categoría excelente del certificado.

Este certificado garantizará que Baleària va más allá de las directrices del Ministerio de Sanidad y la organización Mundial de la Salud, ya que se llevarán a cabo actuaciones más completas y reforzadas que las indicadas por estos organismos en cuanto a seguridad y limpieza. La certificación incluirá a 16 de los buques de la naviera (los 12 que operan actualmente y otros 4 que espera sumar a la operativa cuando se levante la restricción de transporte de pasajeros actual), así como las dos estaciones marítimas que gestiona directamente (Dénia y València). Está previsto tener esta certificación a principios de junio, que se renovará cada 6 meses, con verificaciones periódicas.

El objetivo de Baleària es obtener el grado de Excelente en el certificado, por lo que Bureau Veritas comprobará la efectividad del programa midiendo la adecuada desinfección en superficie de la posible presencia de Covid-19 mediante inspecciones periódicas realizadas por un laboratorio. En un análisis inicial, se tomarán muestras en 12 buques y 2 estaciones marítimas y se realizarán 19 analíticas, que cada mes se repetirán en dos de los buques y una estación marítima. En caso de detectar un resultado positivo en alguno de los buques o instalaciones, se realizará un análisis extraordinario.

El presidente de Baleària, Adolfo Utor, ha señalado que “el transporte marítimo es el que mejor puede garantizar la seguridad, ya que los amplios espacios de los buques permiten mantener las distancias entre pasajeros”. “En Baleària estamos trabajando para incrementar esta seguridad propia del medio de transporte y la certificación de Bureau Veritas será una garantía de que nuestros barcos son los espacios más fiables para viajar”, ha señalado.

En cuanto a las medidas de protección personal, la auditoria comprobará sistemáticamente las medidas de higiene personal y distanciamiento social, la gestión de los EPI o la identificación de trabajadores sensibles, entre otros. Respecto a las medidas organizativas, se analizarán aspectos como la limpieza y desinfecciones periódicas, la reducción de aforos, el escalonamiento de la llegadas y salidas o las medidas en caso de contagio o sospecha. Finalmente, se revisará la limpieza y desinfección de las instalaciones, la adecuación de los espacios o los planes de renovación del aire.

En estos momentos Baleària opera con 12 buques dedicados casi exclusivamente al transporte de mercancías y también de pasajeros con autorización para viajar. Esto ha permitido que desde el inicio del estado de alarma la convivencia diaria entre tripulaciones y pasajeros haya servido a la naviera como modelo piloto para avanzar en cuanto a protocolos de seguridad. Así, se han tomado diversas acciones, además de extremar las limpiezas y desinfecciones. Los tripulantes en contacto con el pasaje trabajan con mascarilla, y en la zona de cocina además con guantes. Se evitan las aglomeraciones con espaciado de embarques, desembarques y zonas donde se hacen cola (restaurante, recepción...). La naviera proporciona gel hidroalcohólico a los pasajeros, que desde el lunes 4 de mayo tienen la obligación de viajar con mascarilla. Finalmente, se ha creado una comisión de seguimiento del COVID-19 en la compañía y un canal de comunicación específico y se han optimizado los relevos de la tripulación para prevenir contagios a bordo.