Eslora Torna ai comunicati stampa
ceciliabaja
30/05/2022

Baleària vuelve a conectar Barcelona con Menorca y Mallorca en alta velocidad durante el verano

  • El fast ferry Cecilia Payne, que ha renovado todas las acomodaciones y ha incorporado nuevos servicios digitales, reforzará los servicios a estas islas diariamente


Baleària reforzará la ruta entre Barcelona – Ciutadella – Alcúdia con un servicio diario de alta velocidad que hará el buque Cecilia Payne a partir del próximo de 3 junio y hasta mediados de octubre. La naviera operará una de las conexiones más demandadas durante el periodo estival con un barco rápido que conectará la capital catalana con el puerto menorquín en 3 horas y media, y dos horas más hasta el puerto mallorquín.


El barco cuenta con una capacidad para 800 personas y 200 vehículos y es uno de los más rápidos de la flota de la naviera, ya que puede llegar a una velocidad máxima de 38 nudos. El buque zarpará diariamente de Barcelona a las 16.30h, con llegada a Menorca y Mallorca a las 20h y 22h, respectivamente.


Estas rotaciones del fast ferry Cecilia Payne se suman al servicio diario de transporte de pasaje y mercancías que realiza el ferry Hypatia de Alejandría. Se trata de uno de los barcos más nuevos de Baleària, que se estrenó en 2019, con capacidad para 800 personas.


Transformación en smart ship y renovación integral de acomodaciones

Baleària ha apostado también por invertir en la modernización del barco. Por un lado, la naviera ha completado la digitalización integral de los servicios del fast ferry, que se convierte en el duodécimo smart ship de su flota más innovadora. A partir de ahora, el buque ofrece navegación a Internet, servicio gratuito de WhatsApp y entretenimiento digital a la carta a través de la plataforma Smart B durante toda la travesía.


Por otro lado, se ha realizado una renovación integral de los interiores y las acomodaciones, instalando cerca de 200 butacas nuevas, incluidas unas de categoría superior reclinables en la zona VIP. Además, se ha actualizado el tapizado de todas las acomodaciones, así como de las moquetas, y se ha instalado una zona infantil en la parte de popa con juegos digitales interactivos.


Además, Baleària ha sensorizado el barco con el fin de nutrir de datos sobre navegación, consumo y emisión en tiempo real a la Torre de Control de Flota, que permite que la compañía tome decisiones más ágiles y eficaces.