Cómo hacer la maleta y no morir en el intento

Embárcate  /   /  By Comunicacion

Uno de los principales quebraderos de cabeza antes de empezar las vacaciones es hacer la maleta, ese acompañante incómodo pero necesario de viaje. Por muy cuidadosos, previsores o experimentados que seamos, a todos se nos pueden olvidar cosas que luego echamos en falta o, al revés, nos cargamos de objetos que luego no usamos.

Una de las principales ventajas de viajar en ferri es que no hay límite de equipaje. Todo lo que una persona sin ayuda pueda subir al barco se puede embarcar. Si viajamos en vehículo, el espacio se multiplica, ya que podemos cargarlo tanto como queremos: sombrillas, tablas de surf, cochecitos y cunitas de bebés, fundas nórdicas, bicis, alimentos…Todo lo que no te plantearías llevar en avión o bien deberías pagar un sobrecoste puedes llevarlo cómodamente en tu propio coche. Así de fácil. Aunque, por mucho espacio que tengamos, siempre se nos quedará pequeño si no planificamos bien el viaje. Por esto nunca está de más conocer algunos trucos prácticos y sencillos para que todo quepa en su sitio.

shutterstock_122439733

Ante todo, anticipación. Conviene planificar bien todo lo que necesitaremos para el viaje con tiempo. En segundo lugar, comprobar el tiempo que hará en el destino y qué tipo de actividades realizaremos allí. Evidentemente no es lo mismo viajar en verano con familia a las Baleares que asistir a una boda en otoño en Marruecos.

Una vez tengamos esto claro, es aconsejable preparar una lista de todo lo que necesitaremos, empezando por lo más imprescindible, como medicamentos, enseres para bebés, móviles y cargadores, gafas de sol o piezas de abrigo. La memoria falla y hay objetos que son irremplazables y no se pueden adquirir en el destino. Sacar de la lista los ‘por si acaso’, siempre acaban en el fondo de la maleta.

Con la lista en la mano, ya podemos empezar a llenar la maleta colocando al fondo lo que más pesa como el calzado y lo que menos se arruga. Se puede aprovechar el espacio interior de los zapatos y botas para llenarlos de calcetines enrollados. También podemos enrollar las camisetas para que ocupen menos o bien apilarlas y plegarlas todas juntas de una vez.

Maletas

Otros consejos prácticos para guardar los objetos pequeños son llevar las joyas en bolsas herméticas, usar las fundas de gafas para guardar cargadores y auriculares, aprovechar los cinturones enrollados para sujetar el cuello de las camisas, colocar discos de algodón para proteger los polvos y sombras de maquillaje o reciclar los gorros de ducha para guardar los zapatos y zapatillas. Y un último consejo, intenta no llenar del todo las maletas, ya que siempre se regresa con nuevas compras.

Si necesitas más consejos, recomendamos ver este vídeo.

Artículos relacionados

La Fundació Baleària, en colaboración con la ONG Visió Sense Fronteres, revisa la vista de más de...

Baleària ha incorporado utensilios de un solo uso fabricados con celulosa y materiales...

Las exigencias medioambientales para hacer frente al cambio climático de manera global son cada vez...

Deja tu comentario