Salvar la Posidonia, salvar el planeta

Descubre el Mar  /   /  By Comunicacion

La Posidonia es una planta que hace más de 140 millones de años abandonó la tierra firme para sumergirse en las aguas marinas, desde donde ejerce su discreta pero poderosa influencia como bálsamo medioambiental.

Una planta tan antigua que ha estado presente en la evolución humana y ha sido testigo de cómo desde el principio nos hemos aprovechado de los recursos de la naturaleza, con el convencimiento de que es un flujo inagotable.

 

Cuidar el planeta es cosa de todos

Y es que, aunque relativicemos afirmando que cada uno de nosotros no somos más que una gota de agua en el mar, lo bien cierto es que el mar no sería el mismo si le faltara esa gota. Vaya, que las pequeñas acciones de cada uno contribuyen a deteriorar el planeta… del mismo modo que pueden ayudar a salvarlo.Una de esas pequeñas medidas que urge tomar consiste en proteger la Posidonia oceánica, nuestra planta del Mediterráneo.

 

Posidonia, la reina del Mediterráneo

Su disposición en forma de frondosas praderas cumple un montón de funciones medioambientales al constituir el ecosistema más complejo e importante de nuestro mar. La selva de la pradera concentra la mayor biodiversidad al acoger nada menos que unas 1.400 especies, resultando uno de los recursos pesqueros más importantes del Mediterráneo.

Gracias a la posidonia se frena la erosión del litoral y la regresión de las playas, y con su importante función de fotosíntesis obtenemos oxígeno para el planeta al generar una cantidad por metro cuadrado equivalente nada menos que al de diez metros cuadrados de bosque tropical.

 

salvar la posidonia salvar el planeta

 

Son tantas las virtudes y beneficios de esta planta –repetimos lo de planta para ayudar a enterrar esa idea de alga que aún se tiene de ella- que la UNESCO la ha declarado Patrimonio de la Humanidad.

Las praderas de Posidonia oceánica, de las que tenemos las muestras más extensas y longevas entre Ibiza y Formentera, depositan la materia orgánica en suspensión sobre el suelo y crean una suerte de arrecifes de metros de espesor. Estas formaciones fósiles son una especie de turbera submarina que retira más CO2 anual de la atmósfera que cualquier otro recurso forestal, contribuyendo de este modo a la reducción de la acidificación del mar y a la prevención del cambio climático.

 

La Posidonia está amenazada

Pero la Posidonia está en grave peligro sobre todo por los impactos causados por los humanos, los vertidos contaminantes y las construcciones en el litoral, que disminuyen la transparencia de las aguas y reducen la captación de energía solar por la planta, la pesca de arrastre, la regeneración de playas sin limpiar las arenas –los sedimentos que acompañan a la arena generan fango que ahoga a la planta- , o el fondeo indiscriminado  son algunos de los factores que ponen en riesgo este delicado ecosistema.

Y aquí es donde esas pequeñas acciones humanas, como gotas en el mar, toman su importancia, empezando por concienciarnos de la importancia y fragilidad de un ecosistema maravilloso, generador de riqueza, de un valor infinito y sin el que la supervivencia del Mediterráneo –tanto como la nuestra misma- queda comprometida. Salvando la Posidonia salvamos el planeta.

salvar la posidonia salvar el planeta

 

Investigación sobre la Posidonia

La Fundació Baleària participa en el proyecto ‘Antroposi’ del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (UIB-CSIC) que pretende estudiar cómo afectan las actividades humanas directas a las praderas de Posidonia que hay entre las Pitiusas. Además, la naviera tiene un buque que lleva su nombre en la línea que une ambas islas, un homenaje a esta planta tan valiosa para el ecosistema.

 

Rafa Martos | @buceoysnorkel

Artículos relacionados

Navegar por el Estrecho es un espectáculo para los sentidos. Sonoro, por las olas del mar que...

El litoral de Las Palmas de Gran Canaria presenta una enorme diversidad de escenarios para la...

Cuatro barcos de alta velocidad de Baleària han sido remotorizados para ganar velocidad y...

Deja tu comentario