El Torcal de Antequera, una maravilla natural

Elige destino  /   /  By Comunicacion

Piedras con formas impredecibles, rincones marcados por la espectacularidad y un paseo para toda la familia a través de la historia del planeta. Son algunas de las características que definen a El Torcal, un paraje natural ubicado en Antequera (Málaga) donde nada es lo que parece. La naturaleza muestra allí su lado más creativo modelando uno de los paisajes kársticos más llamativos de Europa. Y sorprendentes: a pesar sus 1.300 metros de altitud actuales, hace 250 millones de años se hallaba bajo el mar. Los numerosos fósiles de amonites que se pueden encontrar lo demuestran.

Fue hace 55 millones de años cuando este espacio comenzó a surgir de las profundidades debido al choque de las placas tectónicas terrestres. Su presión elevó el fondo del mar, compuesto por la acumulación y depósito de esqueletos, conchas y caparazones de animales marinos. Es la composición de las rocas calizas, tan duras como fácilmente erosionables: un aspecto esencial para que el paso del tiempo y la acción del viento y la lluvia hayan tallado formas únicas en su paisaje.

El símbolo de El Torcal es el famoso Tornillo. Se trata de una serie de rocas planas que se sustentan una sobre otra con hendiduras entre ellas, similar a la forma de los pequeños tornillos. No es la única figura reconocible: la Maceta, la Esfinge, el Camello o el Cáliz son sólo algunas de ellas. Sin olvidar el millar de simas y cuevas formadas por la disolución de las calizas. Muchas se pueden conocer fácilmente a través de las dos rutas senderistas, de diferente dificultad, con las que cuenta el paraje natural, al que se puede llegar fácilmente en coche. El acceso es público y gratuito, aunque el centro de interpretación organiza excursiones guiadas, visitas a zonas específicas y actividades de lo más variado gracias a la riqueza geológica y biodiversidad de El Torcal.

La altura de El Torcal y la escasa contaminación lumínica que le rodea lo convierten en el lugar perfecto para descubrir el universo. Así, otra interesante opción es participar en las actividades de su observatorio astronómico, que permite conocer los secretos del cielo.

Ignacio Sánchez |Periodista

Artículos relacionados

Eivissa está de celebración:  conmemora el 20 aniversario de su declaración como Patrimonio Mundial...

Los que nacieron en ella y los que pasaban por allí han hecho de Barcelona una ciudad literaria y...

Menorca se abre paso como destino deportivo con dos argumentos de peso: ser Reserva de Biosfera y...

Deja tu comentario