Marisa Llopis: «Me sigo emocionando al recordar la llegada del 'Federico García Lorca'»


Marisa Llopis - 1 (1)

Maria Luisa Llopis es técnica de Compras y se incorporó a Baleària un 10 de mayo del 2000, hace ya 23 años que nos acompaña. 

 

P. ¿Cómo recuerdas aquel momento? 

R. Lo recuerdo como si fuera ahora. Yo había dejado dos meses antes mi trabajo porque me obligaba a estar a 7 horas de coche de mis hijos y tuve que tomar una decisión. Un día, me enteré de que en Baleària estaban buscando gente. Pasaron los días y me decidí a enviarlo. El mismo día por la tarde me llamaron para ir a una entrevista al día siguiente. Después de varias preguntas y explicarme que el trabajo era para reforzar el Call Center en verano, me preguntaron si podía empezar al día siguiente y, bueno, aquí sigo después de 23 años. 

 

P. ¿Ha cambiado mucho la empresa? 

R. Si echo la vista atrás, no reconozco la Baleària de entonces con la de ahora. Todos los que estamos desde hace años hemos podido ver el crecimiento tan grande que ha tenido esta compañía. Empecé en una caseta prefabricada y con unos pocos folletos de horarios por si alguien entraba a pedir información. No había ordenadores, ni teléfonos ni nada de nada. Cuando ahora veo la estación marítima que tenemos y la nave logística, es como si no se tratara del mismo muelle y sin embargo lo es. 

 

P. ¿Qué es lo que más te sorprendió y lo que más te gustó de la empresa? 

R. Me sorprendió conocer los detalles de cómo se había fundado Balearia. En ese momento pensé y continúo pensándolo, que el grupo de personas que la fundaron fueron muy valientes porque me consta que no fue nada fácil. Sin lugar a duda lo que más cautivó fue el compañerismo que se respiraba -y que continúa existiendo-, no solo con las personas de tu departamento, sino también con el resto de los compañeros/as. 

 

P. Si no venías del sector marítimo, ¿qué percibiste como más diferente, propio de este sector en tu desempeño diario?  

R. Desde el primer día me di cuenta de que en una naviera las cosas no son tan fáciles y sencillas como la mayoría de la gente piensa. Desde fuera se ve todo muy bonito, pero realmente la salida de un buque depende de muchas cosas, la principal obviamente es del estado del mar.  
El que más me impacto fue el día en el que vi atracado el Federico García Lorca en el muelle viejo. Todavía cuando lo pienso me vuelvo a emocionar. Se veía tan grande, tan majestuoso, de verdad me impactó porque no tenía nada que ver con los barcos que en ese momento tenía Baleària. El día que lo vendieron me dio muchísima pena porque daba mucha vida a la compañía. Otro momento más reciente fue el seguimiento de la salida del astillero, travesía y llegada a Dénia del Eleanor Roosevelt. Fue todo muy emocionante. 

 


 

 

P.  ¿Por qué crees que Baleària ha crecido tanto y se ha convertido en líder del sector?  
R. Principalmente por la valentía del presidente, porque quien no arriesga no gana, y él ha sabido arriesgar y rodearse de personas y departamentos eficaces que se han sabido mover para modernizarse y no quedarse atrás. No se ha tenido miedo a construir barcos nuevos, a remotorizar varios barcos a gas natural, abrir líneas nuevas que suponían todo un reto, a invertir en tecnología y digitalización. 

 

P.  Cuéntanos alguna anécdota que ilustre la evolución de la tecnológica y organizacional de la empresa. 

R. Mi primer verano en taquilla las tarjetas de embarque eran de cartón. Cada noche había que sellar las tarjetas de embarque del día siguiente, tantas como barcos salieran ese día. Las tarjetas se daban en el mismo momento, lo que suponía que se hicieran unas colas interminables. Después de un embarque había que contar las tarjetas que nos habían quedado, imprimir los listados y que cuadrara. Sólo con que hubiera una tarjeta de diferencia entre el listado y las tarjetas que habían quedado había que puntearlo todo. Nada que ver con ahora que la gran mayoría del pasaje ya viene con sus tarjetas de embarque, físicas o en el móvil.  

 

P.  Si haces balance personal, ¿qué crees que te ha aportado Baleària en lo profesional y en lo personal? 

R. En lo profesional, he aprendido mucho en compras, ya que desde ese departamento se gestiona todo lo que pueda necesitar un barco. He aprendido de lo que es importante y hay que dar prioridad para la seguridad del buque, he aprendido de motores, de hidráulica, de habilitación…  Vamos que soy “casi” una experta en varios temas, pero todavía me queda mucho por aprender.  

Josep Vicent Mascarell: «De Baleària se es; en el negocio se está»
Marta Isern: «Hemos crecido porque formamos un buen equipo»

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga tu guía!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Marisa Llopis: «Me sigo emocionando al recordar la llegada del 'Federico García Lorca'»
Mayte Saucedo: «Nos gusta que el cliente sienta la calidad humana y que es importante para nosotros»
Antonio García: «Somos una empresa reconocida por la sociedad»