Pedro Puertas: «Somos un equipo de gente dispuesta a darlo todo»


PedroPuertasCapitá

Pedro Puertas (San Fernando, 1965) es uno de los capitanes que vio nacer Baleària en 1998. Tras estudiar Náutica e Ingeniería Técnica Naval, estuvo a punto de decantarse por el trabajo en tierra, pero «las expectativas de futuro» le hicieron decidirse por navegar.

Tras embarcar como alumno en diferentes empresas y realizar el servicio militar en la Armada, en 1994 recaló en Flebasa, predecesora de Baleària, donde recuerda encontrarse con «un grupo de personas con gran ilusión y ganas de evolucionar». Puertas repasa qué han significado para él estos 25 años de historia.


P. ¿Qué es lo que más te sorprendió en tus inicios?

R. Desde el primer momento me encandiló la cordialidad existente. Tu voz era escuchada y siempre te sentías parte del grupo. Esto ha sido una constante. A poco que pongas interés, Baleària te ofrece la posibilidad de evolucionar y de asumir mayores responsabilidades.


P. Estos 25 años habrán dado para muchas travesías.

R. He vivido muchos momentos interesantes de la empresa. La construcción del Lorca en Italia y el comienzo de su andadura; comenzar las rutas con Tánger y Ceuta; la construcción del Martín i Soler y del Alhucemas en Galicia; cruzar el Atlántico con el Alhucemas para convertirlo en el Bahama Mama e intentar exportar el modelo del ferry a la ruta con Bahamas; la construcción del Hypatia de Alejandría en Italia; colaborar en la puesta a punto de la operativa del Eleanor Roosevelt... y lo que quede por venir, que seguro que tendremos algo nuevo.


P. ¿Cuáles han sido los momentos más complicados de la historia de Baleària?

R. La creación de la naviera fue el primer momento difícil. Había que demostrar que éramos una empresa seria, que habíamos llegado para quedarnos y que íbamos a dar lo mejor de nosotros. Creo que todo eso lo hemos ido demostrando con nuestras acciones. Otro momento complicado fue la crisis de 2008, que en primera persona coincidió con la construcción de nuevos barcos. Nos dimos cuenta de que la gestión de los datos y el control de los recursos podían hacer decantar la balanza hacia el futuro.


P. ¿Y tus mejores recuerdos?

R. Tengo muchísimos, pero creo que la llegada del Lorca y el cambio que experimentamos en nuestro día a día, buscando la excelencia en el servicio, fue un reto que nos absorbió, nos envolvió y nos sedujo. Fue duro pero increíble.

 

Pedro Puertas como capitán del ferry Martín i Soler 


P. ¿Cómo has vivido la evolución de la compañía?

R. Siempre con mucha ilusión, aunque reconozco que a veces he llegado a pensar que estábamos un poco locos por los proyectos «imposibles» en los que nos metíamos empujados por nuestro presidente. Si hubiéramos estado dirigidos por alguien más conformista, no estaríamos donde estamos. Y a esto hay que sumarle que somos un equipo de gente dispuesta a darlo todo para hacer realidad estos proyectos.


P. Cuéntanos alguna anécdota que ilustre la evolución de la tecnológica

R. Cuando empecé, en el Bahía de Málaga no había GPS, había un oficial radio que usaba el morse, y aunque había móvil en el barco, era analógico y su tamaño era mayor a una caja de zapatos. Teníamos un ordenador, pero muchas cosas las hacíamos con máquina de escribir y papel carbón para las copias. Hoy en día solo tenemos que ver nuestros proyectos con el gas, la propulsión eléctrica o el hidrógeno, para constatar que Baleària siempre mira al futuro y eso implica estar evolucionando y formándonos constantemente. Además, cada vez se hace un mayor uso de los datos para optimizar la gestión a todos los niveles.


P. Si haces balance, ¿qué crees que te ha aportado Baleària?

R. Tanto en lo personal como en lo profesional, Baleària ha sido el hilo conductor de mi vida. Me ha permitido desarrollarme profesionalmente y eso ha permitido que mi vida personal transcurra con estabilidad. Aunque, al ser una empresa tan dinámica, nunca he tenido tiempo para aburrirme o estancarme.


P. ¿Y qué crees que has aportado tú?

R. He pretendido siempre dar lo mejor de mí mismo, intentando crear un ambiente de trabajo agradable. Me ha encantado enseñar y aprender de la gente que me rodea e inculcarles la autogestión de sus responsabilidades. Espero que me recuerden como un compañero de trabajo que ha intentado que se sientan integrados en el equipo, a gusto en su trabajo y valorados por su desarrollo.


P. ¿Qué supone trabajar en un barco?

R. Trabajar a bordo es conseguir, desde el cargo que ocupes y la responsabilidad que tengas en cada momento, que la operativa del buque esté bien afinada para conseguir ser los más eficiente posible para la empresa.


P. Cuéntanos algún elemento que consideres clave en el éxito de Baleària.

R. Baleària ha llegado a su posición utilizando principalmente el talento propio. Cuidar, valorar, formar y hacer evolucionar a nuestra gente creará el necesario compromiso para poder sacar talento de la cantera y eso hará que podamos afrontar el futuro con una base sólida.

María González: «Se percibe a Baleària como una empresa fuerte, moderna e innovadora»
Cinco parajes naturales que visitar en Mallorca

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga tu guía!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Cristina González: «El barco se ha convertido en mi hogar»
Baleària: 15 años de servicio fiable, cómodo y orientado al cliente
Rutas a caballo por Ceuta