Inicio
Guías de viaje
Historias del mar
Planeta sostenible
Mundo curioso

Cuatro planes para hacer en pareja en Ibiza

captura
Por El Món a la Mà

La magia de Ibiza no deja indiferente a nadie. Si estás buscando destino para tu próxima escapada, sube a bordo rumbo a la isla bonita. Su cultura, gastronomía, naturaleza y simpatía de la gente hará que se convierta en ese lugar al que siempre querer volver. Aquí te dejamos cuatro planazos para disfrutar con tu pareja de la bella Ibiza.

 

Ver la puesta de sol en el mirador d’Es Vedrà: 

Si en la isla hay un mirador por excelencia, ese es sin duda el mirador de Es Vedrá. Ver el sol ponerse tras el islote es una experiencia que no puede faltar en un viaje a Ibiza. Tened en cuenta que es un mirador muy concurrido, sobre todo si os quedáis a la altura del aparcamiento. Sin embargo, si seguís caminando poco a poco dejaréis la multitud atrás y podréis disfrutar del espectáculo con un poco más de privacidad.  

 

Ver la puesta de sol en Time and Space 

Otro de nuestros lugares favoritos para ver la puesta de sol, bastante cerca del mirador de Es Vedrá, es la imponente escultura conocida como el Stonehenge de Ibiza en Cala Llentia. Está un poco menos massificado que el mirador de Es Vedrá, aunque poco a poco va ganando fama.  

 

Pasear por el Dalt Vila  

La ciudad de Ibiza tiene un encanto muy especial, sobre todo cuando se pone el sol y el ambiente está un poco más fresco y animado por las calles del Dalt Vila, repletas de rincones con encanto, tiendas locales de ropa y artesanías, restaurantes con terrazas, etc. Vale la pena alejarse de la multitud y subir hasta el punto más alto de la ciudad para admirar las vistas desde sus numerosos miradores. Lo mejor es olvidarse de los mapas y perderse por las calles para explorar el Dalt Vila y todo su encanto a fondo.  

 

Ver el amanacer en Cala S’Aigua Blanca 

Para todos aquellos capaces de pegarse un buen madrugón (o los que no se acuestan hasta que no ha salido el sol), el mejor amanecer de Ibiza se disfruta desde Cala S’Aigua Blanca, es una cala al este de la isla de aguas turquesas y muy frecuentada por locales desde la que se puede ver salir el sol desde el mar. Acostumbra a estar totalmente vacía a la salida del sol, así que podréis tenerla para vosotros solos un buen rato.  

Cinco calas de Ibiza a las que no puedes dejar de ir
Menorca: Escapada de Ciutadella a Maó

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga la tuya!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Cultura inmaterial: fiestas y tradiciones de las Baleares
Planes distintos que hacer en Mallorca
Pueblos blancos, una maravilla en Cádiz