Entre dos paraísos y mil sensaciones

Por Marc Riera


MicrosoftTeams-image

Eivissa y Formentera son islas idílicas de las que todo el mundo ha escuchado hablar alguna vez en su vida. Son dos imprescindibles para los amantes de las playas de agua cristalina y calas con encanto. Con una pequeña escapada, es posible visitar ambas con el nuevo ferry eléctrico Cap de Barbaria, que hace el trayecto entre estas islas y te permite disfrutar de una experiencia lo más sostenible posible con el medio ambiente.


En esta ruta se pueden diferenciar dos tipos de pasajeros: aquellos que realizan el trayecto de forma habitual por razones laborales, y aquellos que vienen a disfrutar de las Pitiusas. A media tarde es fácil encontrar esta mezcla de pasajeros en el muelle de Ribera de la isla mayor antes de embarcar. Y es que este buque está pensado para cubrir las necesidades de ambos perfiles. 


Al entrar en el barco el tiempo se paraliza con el silencio rotundo de los motores de este nuevo buque que navega en pleno parque natural de Eivissa y Formentera. Subes, y antes de elegir qué zona prefieres para acomodarte durante la ruta, sin darte cuenta, el buque zarpa del puerto. Sin ruido, ni vibraciones, ni emisiones contaminantes. Una situación inusual que te lleva a dudar si es el barco el que se mueve o es tu alrededor.


La primera cubierta es la más calmada, equipada con mesas, sofás y asientos exteriores y una cafetería interior en el centro. Esta es la zona que, podríamos decir, está enfocada a quienes viajan por necesidad día tras día. Aquí puedes trabajar o simplemente sentarte y relajarte después de una larga jornada mientras dejas atrás la infinidad de islotes que tiene el paso entre ambas islas. Un área que, junto la brisa marina y el sonido de las olas golpeando el casco, te ayuda a desconectar del mundo.

 

 

La segunda cubierta es para los más ‘disfrutones'. Aquellos que han venido a pasar unos días a estos paraísos del Mediterráneo y aprovechan cada segundo que pasan de visita. Este buque está también dedicado para aquellos que quieren pasar un trayecto divertido mientras llegan a su destino. Una cubierta enfocada a modo chill out, con zonas verdes, cómodas hamacas y sofás de diseño que invitan al relax y música que es perfecta para pasar un buen rato con amigos.


Para tener una experiencia completa no falta en la zona central una barra para pedir lo que desees. De pie, sentado o bailando puedes disfrutar de un refresco, una copa o una cerveza. Incluso, si lo que te apetece es pegar un bocado, tienes la oportunidad de saborear un pequeño tentempié para acompañar tu copa.

 


A todo esto, lo acompaña un atardecer en medio del mar, con tonos naranjas y rojizos, mientras el sol se oculta tras Es Vedrà. Un trayecto de una hora que se hace corta para vivir todas las sensaciones que te permite encontrar el ferry eléctrico Cap de Barbaria y disfrutar de todos sus rincones. Un viaje perfecto en el que querrías permanecer en un atardecer continuo, con amigos, copas y risas.

María González: «Se percibe a Baleària como una empresa fuerte, moderna e innovadora»
Cinco parajes naturales que visitar en Mallorca

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga tu guía!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Cristina González: «El barco se ha convertido en mi hogar»
Baleària: 15 años de servicio fiable, cómodo y orientado al cliente
Rutas a caballo por Ceuta