Disfruta de las playas de Baleares sin dañar la Posidonia

Por Cristina Abel. Fotos: Agencias y Pau Coll


BuceoPosidonia

Baleares concentra el arrecife de posidonia de mayor envergadura de España y del Mediterráneo. Conservarlo es una tarea de todos, promoviendo una mayor concienciación y comportamientos responsables.

 

En 1999, la UNESCO declaró la posidonia oceánica Patrimonio de la Humanidad, reconoció su importancia para la biodiversidad del Mediterráneo y su papel crucial en la protección de la costa. Baleària también está comprometida en su conservación, y a través de la Fundación Baleària colabora en el proyecto ecoturístico 'Viu la Posidonia', que desde 2021 trata de involucrar a la sociedad en la protección, cuidado y conservación de la fauna y flora marina. Estos son algunos consejos fundamentales para disfrutar de las costas sin poner en riesgo el futuro del Mediterráneo.

 

1:

Respeta la posidonia y la sostenibilidad submarina

La posidonia se encuentra en el litoral y no suele desarrollarse a profundidades mayores de 30 metros, ya que para la fotosíntesis es necesario la luz solar. Es importante no tocarla ni arrancarla, tampoco retirarla de las costas. Se trata de un recurso natural protegido y su degradación puede tener consecuencias graves en el ecosistema marino. «Es una especie clave para la sostenibilidad del Mediterráneo. Su desaparición tendría graves consecuencias ecológicas y económicas, ya que afectaría a la pesca, al turismo y a la calidad de vida de las comunidades costeras», subraya Ángel Pérez-Ruzafa, catedrático de Ecología de la Universidad de Murcia.

 

2:

Fomenta la cultura de la sostenibilidad entre los tuyos

La protección de la posidonia es una tarea de todos. Por ese motivo, fomenta la cultura de la sostenibilidad y anima a tus amigos y familiares a sumarse a la tarea de proteger este valioso recurso natural. En definitiva, disfrutar del mar y la playa no está reñido con la sostenibilidad.

 

 

3:

Evita el uso de cremas solares contaminantes

Es importante elegir productos que sean respetuosos con el medio ambiente. Según el Boletín de Polución Marina, los químicos de los protectores solares pueden estar dañando los ecosistemas de los pastos marinos, ya que se han encontrado filtros UV, presentes en los protectores solares, como el metilparabeno o la oxibenzona. «Dado que el mar Mediterráneo es poco profundo y muy cerrado, las concentraciones de productos químicos que absorben los rayos UV pueden alcanzar niveles muy altos», comenta Silvia Díaz, coautora del estudio.

 

4:

No ancles tu barco

Las anclas de los barcos pueden dañarla y provocar su muerte, ya que es una planta muy frágil. Los expertos recomiendan el uso de boyas habilitadas para este fin o elegir zonas de fondeo alejadas de los prados.

 

5:

No tires basura al mar

Las praderas de posidonia son una barrera natural contra la erosión de las playas y un escudo en la orilla que ayuda a proteger la costa. La basura que genera el ser humano puede acabar con estos prados y dañarlos gravemente. Es importante que lleves contigo siempre bolsas donde depositar los residuos y ubicarlos en los lugares habilitados para ello.

 

 

6:

Respeta las señalizaciones y deja todo en su lugar

Si en una playa o cala hay señalizaciones que indican la presencia de prados de posidonia, no te acerques demasiado y respeta las indicaciones. Es importante reforzar la información a los usuarios sobre la importancia de preservar las praderas de esta planta única. Por otra parte, es muy habitual que los turistas recojan conchas y animales marinos para llevarse a casa como recuerdo de sus vacaciones. Esta práctica puede dañar el ecosistema marino.

 

7:

Evita el uso de embarcaciones a motor

Un estudio publicado en la revista científica Marine Environmental Research analizó el impacto de las embarcaciones de recreo en la posidonia en la costa sur de España. Los resultados indicaron que esta actividad causa una disminución significativa en la densidad de la planta. Es importante tomar medidas para limitar este impacto y proteger los ecosistemas marinos, además de la utilización de embarcaciones no motorizadas o navegar por zonas alejadas de los prados.

 

8:

No pesques sobre su ecosistema

Según la revista académica Estuarine, Coastal and Shelf Science, que evaluó en un amplio estudio el impacto de la pesca de arrastre en la posidonia en la costa de Mallorca, esta práctica causa una disminución significativa en la densidad y la biomasa, así como una reducción en la diversidad de especies asociadas a ella.

 

9:

Practica el buceo responsable

La frecuencia y la intensidad del buceo recreativo pueden tener un impacto significativo en la salud de las praderas y su supervivencia. Por estos motivos, se deben crear zonas de protección, así como fomentar la educación de los buceadores sobre las prácticas sostenibles de buceo e implementar reglas y normas que limiten la frecuencia y la intensidad de esta práctica en zonas especialmente sensibles.

 


10:

Participa en las actividades de educación ambiental

Cada vez más empresas, ayuntamientos y organizaciones no gubernamentales ofrecen actividades de educación ambiental para dar a conocer la importancia de la posidonia y otras especies marinas. Sé proactivo y participa en este tipo de iniciativas medioambientales para poder compartir toda esa información con tu entorno, sobre todo con las generaciones más jóvenes.

Un plan diferente en el Ibiza Botánico Biotecnológico

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga tu guía!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Tánger y Tetuán, la cercana esencia de Marruecos
El Marruecos más Mediterráneo
Iluminando la mirada de los más pequeños