Blog header
Fort Lauderdale, la 'Venecia Americana'

Fort Lauderdale, la 'Venecia Americana'

Por Cristina Abel. Fotos: Agencias


Fort-Lauderdale,-La-Venecia-Amerciana

Es la séptima ciudad más grande del estado de Florida, ubicada entre los condados de Miami-Dade y Palm Beach. Conocida como la ‘Venecia americana’ por su extenso e intrincado sistema de canales, que la hacen única, Fort Lauderdale se ha convertido en uno de los centros turísticos más llamativos de Estados Unidos.

Desde su puerto, Port Everglades, principal terminal de cruceros donde se ubican también las rutas de Baleària Caribbean hacia las Bahamas, sus más de 10 millones de visitantes anuales pueden disfrutar de una amplia gama de actividades culturales, naturales, deportivas, gastronómicas, de ocio y aventura en este paraíso escondido de Florida.

 

1: Paseo en barco por los canales

Fort Lauderdale es famosa por su intrincada red de canales interconectados que recorren la ciudad y sus alrededores. Una de las actividades más encantadoras que puedes disfrutar es una excursión en barco, que te ofrece una perspectiva única de la arquitectura de lujo y la naturaleza circundante. A medida que el barco se adentra en los canales, el visitante se encontrará rodeado de impresionantes casas y mansiones, pertenecientes a celebridades y figuras influyentes en muchos casos, con hermosos jardines que bordean las vías fluviales. No solo se trata de la arquitectura. Durante el paseo, también podrás apreciar la belleza natural que rodea los canales.

 

2: Playa y deportes acuáticos

Otra de las actividades obligadas es visitar sus hermosas playas, que invitan a la relajación, pero también ofertan una amplia gama de deportes acuáticos, como el esnórquel, el buceo, el paddleboarding o el jet ski. La joya de la corona es la famosa Playa de Fort Lauderdale, una franja dorada de arena que se extiende a lo largo de varios kilómetros. Sus aguas cristalinas son un paraíso para los entusiastas del esnórquel y el buceo. Los visitantes encontrarán arrecifes cercanos donde podrán explorar el fascinante mundo submarino, como peces tropicales y corales de colores.

 

La playa de Fort Lauderdale se extiende a lo largo de varios kilómetros
 

3: Las Olas Boulevard: un paseo por la elegancia

Las Olas Boulevard es mucho más que una calle: es un destino en sí mismo. Con su mezcla única de tiendas de alta gama, galerías de arte, restaurantes y bares encantadores, esta zona es el corazón cultural y gastronómico de la ciudad. Un paseo por esta emblemática calle sumerge al visitante en un ambiente vibrante y sofisticado, que combina elegancia, creatividad y delicias culinarias. Además, es un paraíso para los amantes de las compras. Desde boutiques de moda exclusivas hasta tiendas de decoración y joyerías únicas, los turistas encontrarán una variedad de opciones para satisfacer sus gustos y deseos. Si eres un amante del arte, las galerías te brindarán una oportunidad excepcional de admirar obras de artistas reconocidos y locales.

 

4: Museo y Jardines Bonnet House

Antigua residencia de artistas, Bonnet House se ha convertido en un museo gracias a su impresionante arquitectura, fascinantes colecciones y maravillosos jardines. La Casa Bonnet es una joya histórica que se remonta a la década de 1920. Esta propiedad del artista Frederic Clay Bartlett y su esposa Helen fue diseñada como un espacio creativo en medio de la exuberante naturaleza de Florida. La pareja transformó la residencia en un oasis artístico y cultural que refleja su pasión por el arte y la vida en comunidad.

Esta antigua mansión, que combina elementos coloniales, mediterráneos y caribeños, ofrece una experiencia única al unir la historia de la región, el arte y la belleza de sus jardines. Atesora una colección ecléctica de arte y objetos que narran la historia de la región y la vida de los Bartlett. Desde pinturas y esculturas hasta objetos decorativos, cada rincón del museo revela una parte de la historia y el legado artístico de la familia. Además de las colecciones permanentes, la Casa Bonnet también  presenta exposiciones temporales que exploran temas culturales y artísticos. 

 

Bonnet House

 

5: Safari por los Everglades en hidrodeslizador

Dado que Fort Lauderdale está muy cerca de los Everglades, otra de las actividades imprescindibles es una excursión en un hidrodeslizador por los pantanos para observar una vida silvestre única. Una de las atracciones más emocionantes son los cocodrilos americanos. Los amantes de la naturaleza y los animales podrán observar estos reptiles prehistóricos en su entorno natural. Asimismo, este paraíso natural es refugio para una amplia variedad de aves exóticas y autóctonas, desde garzas y águilas pescadoras hasta el majestuoso águila calva.

 

Los Everglades, que se pueden visitar en hidro-deslizador, es el hábitat de los cocodrilos
 

6: Explorar Riverwalk, el corazón de la ciudad

Con su combinación de parques, tiendas encantadoras y restaurantes acogedores, 
el Riverwalk brinda una experiencia única que encapsula la vida local, la belleza escénica y la comunidad en un solo lugar. A lo largo del Riverwalk, los visitantes se topan con una mezcla ecléctica de tiendas, boutiques y restaurantes, que reflejan la diversidad de la escena local. Asimismo, es escenario de eventos y actividades a lo largo del año. Desde conciertos y festivales hasta mercados de agricultores y proyecciones de películas al aire libre.

 

Riverwalk concentra la principal oferta de tiendas y restaurantes

 

7: Museo de Arte: un festín para los sentidos

Este destino es un lugar imprescindible para aquellos que buscan sumergirse en una variedad de obras maestras. Una de las características distintivas de este centro artístico es su compromiso con los artistas locales. Además de presentar obras de renombrados creadores internacionales, el museo también brinda una plataforma para los talentos emergentes y establecidos en la región. El museo también se dedica a la educación y la participación de la comunidad. Ofrece una variedad de programas educativos y talleres creativos que permiten a los visitantes explorar el arte desde una perspectiva interactiva y práctica.

 

8: Éxtasis de belleza en el jardín botánico Butterfly World

Como el hábitat de mariposas más grande del mundo, Butterfly World posibilita al visitante curioso una experiencia sensorial y visual diferente, permitiéndole conectar con la naturaleza. Este lugar alberga cientos de especies. Sus visitantes tienen la oportunidad de observar mariposas con patrones de colores impresionantes, alas transparentes y formas únicas. 

Cada rincón del jardín es un recordatorio del asombroso alcance de la biodiversidad en el mundo de los lepidópte.

 

9: Museo de Descubrimiento y Ciencia

Desde emocionantes exhibiciones hasta demostraciones en vivo y actividades prácticas, este museo ofrece una experiencia inmersiva que posibilita apreciar la ciencia y la innovación de una manera participativa. Cada rincón de este espacio invita a tocar, explorar y aprender de manera práctica. Asimismo, cuenta con un planetario, cuyas proyecciones permiten una inmersión en un viaje celestial, explorando galaxias lejanas y descubriendo los misterios del cosmos.

 

10: Escapada a Grand Bahama: una puerta al paraíso

Baleària Caribbean (la filial del grupo naviero en esa zona) también ofrece la oportunidad de descubrir este rincón paradisíaco del Caribe, destino accesible a solo unas horas de Miami. Bimini, conocida como la Isla de la Inspiración, y Freeport (Grand Bahama) son dos joyas del archipiélago, lugares de ensueño donde los amantes de los deportes acuáticos pueden disfrutar de sus aguas cristalinas, deleitarse en sus coloridas profundidades repletas de arrecifes de coral y peces tropicales, e incluso de nadar y bucear junto a delfines, tiburones y tortugas.

 

Bimini (Bahamas)

Publicador de contenidos
Cinco parajes naturales que visitar en Mallorca
guias-viajes

Cinco parajes naturales que visitar en Mallorca

  La isla de Mallorca es un lugar estupendo para perderse y disfrutar de unas merecidas vacaciones. Pero este destino no es solo playa, también tiene distintos parajes naturales que son como un oasis y no son tan visitados como otras zonas de la isla en estos meses de temporada alta. ¿Quieres conocerlos? ¡Hoy te los descubro!   Albufera de Alcúdia   La Albufera de Alcúdia, situada entre los municipios de Muro y Sa Pobla, es una de las áreas húmedas más destacadas y extensas de las Baleares, abarcando una superficie de 2,036.23 hectáreas.   Parte de los humedales se formaron en la era terciaria, aunque la zona húmeda actual se desarrolló hace menos de 100,000 años. Por otro lado, las dunas litorales son más recientes, con aproximadamente 10.000 años de antigüedad. La Albufera de Alcúdia ofrece la oportunidad de realizar rutas a pie y en bicicleta, lo que la convierte en un destino ideal para ir en familia y disfrutar de un día diferente en la isla. Durante estas rutas, se puede explorar la belleza natural de los humedales, observar aves y sumergirse en un entorno tranquilo.     Cuevas del Drach   Las Cuevas del Drach están consideradas como las cuevas más espectaculares de Mallorca y se encuentran en la costa este de la isla, en la localidad de Porto Cristo. Esta belleza natural está compuesta por cuatro cuevas interconectadas: la Negra, la Blanca, la de Luis Salvador y la de los Franceses. Con una profundidad de 25 metros y una longitud de 2,4 km, estas cuevas se formaron hace 11 y 5,3 millones de años.   El punto destacado de las Cuevas del Drach es el lago Martel, uno de los lagos subterráneos más grandes del mundo. Con 170 metros de largo, 30 metros de ancho y una profundidad de 4 a 12 metros. Durante la visita, se puede disfrutar de un concierto de música clásica en el anfiteatro, donde las luces se apagan y los músicos aparecen en barcas iluminadas, creando una experiencia mágica. Al finalizar el concierto, se puede cruzar el lago en una pequeña embarcación, añadiendo un toque especial a la visita.   Parque natural de Es Trenc-Salobrar   El Parque Natural de Es Trenc-Salobrar de Campos protege un área total de 3,768 hectáreas. Esta zona se caracteriza por sus dunas y vegetación, así como por la arena blanca y aguas cristalinas de las playas del Marqués, Es Trenc y Ses Covetes. Es un lugar imprescindible para visitar en Mallorca en verano y disfrutar de un buen chapuzón en playas vírgenes.   Parque natural de Mondragó   El Parque Natural de Mondragó fue declarado reserva natural en 1992 y abarca un conjunto de calas y barrancos situados entre Portopetro y Cala Figuera. En Mondragó, desembocan dos torrentes, el torrente de S'Amarador y el de ses Coves del Rei, lo que crea las zonas húmedas de S'Amarador y Font de n'Àlis (conocida como cala Mondragó). Además de las dos calas principales, en el parque natural se pueden encontrar el caló d'en Borgit, el caló d'en Perdiu y el des Sabinar.   El parque destaca por sus paredes de piedra en seco, las barracas ‘de roter’ utilizadas por los agricultores para guardar el ganado, así como los hornos de cal y las carboneras.   Un entorno idílico donde desconectar y disfrutar de la pura esencia mediterránea.   Reserva natural de Sa Trapa   La Reserva Natural de Sa Trapa es una joya natural que ofrece unas vistas espectaculares de Sa Dragonera y cala en Basset desde el mirador del monasterio de Sa Trapa, hogar de los antiguos monjes trapenses (de ahí la denominación de Sa Trapa).   Se puede realizar una preciosa excursión a pie desde el Coll de Sa Gramola (3 horas y 30 minutos, no circular) o desde Sant Elm (2 horas circular) para llegar hasta el monasterio y mirador. Este lugar es perfecto para conectarse con la naturaleza y disfrutar de la belleza escénica que Mallorca tiene para ofrecer.    


Leer más
María González: «Se percibe a Baleària como una empresa fuerte, moderna e innovadora»
historias-del-mar

María González: «Se percibe a Baleària como una empresa fuerte, moderna e innovadora»

  En septiembre de 2022, María González Moraleda asumía el puesto de capitana del ferry Passió per Formentera.   Un día feliz para Baleària, que sumaba una nueva mujer al mando, y para María, que se había incorporado 15 años antes a la compañía como auxiliar de pasaje y, mientras desarrollaba otras responsabilidades a bordo, estudió náutica, lo que le permitió pasar a ser oficial de puente hasta llegar a ser la máxima responsable del Passió per Formentera, el ferry en el que ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria profesional. Estabilidad   «Gracias a mis logros profesionales, en lo personal he conseguido tener una estabilidad y una felicidad que me llena plenamente», explica la capitana González, cuyo trabajo final de máster en la Escuela Técnica Superior de Náutica de la Universidad de Cantabria fue una guía para el trincaje en ferries de línea regular a través de la cual se busca el equilibro entre seguridad y la rapidez en la operativa. Algo primordial en el buque que manda la capitana González, ya que el Passió per Formentera enlaza varias veces al día Ceuta con Algeciras y es esencial para asegurar la conectividad aun en condiciones de mar adversas. Desde que embarcó en Baleària como auxiliar de pasaje, María González se sorprendió de la coordinación y el compañerismo a bordo para la consecución de los objetivos y, en especial, para que los embarques y desembarques se pudieran realizar con rapidez y seguridad.     Sobre la evolución de Baleària, la capitana González considera que la naviera «ha crecido tanto por sus servicios, como por su implicación con el medioambiente y sobre todo porque siempre ha tenido una gran visión de mercado, expandiéndose en muy poco tiempo». Para ella todo ha pasado muy rápido: «Han sido unos años de cambios y crecimiento que he vivido con gran motivación e ilusión por seguir creciendo. Tengo muy buenos recuerdos en general, pero sobre todo cada vez que he ascendido; para mí son, sin duda alguna, mis mejores recuerdos». Compañía líder   La realidad de Baleària, reflexiona María González, ha llevado a que la sociedad la perciba como una gran empresa, fuerte, moderna e innovadora. «Por ello somos líderes», recalca. Baleària,  contrapone la capitana, también ha pasado por momentos duros, «pero ha sabido en todo momento mantenerse a flote y salir adelante con una gran estrategia y convertirse en la empresa líder del sector marítimo español». También reseña que los momentos más duros fueron los años de la COVID-19: «La incertidumbre de lo que pasaría nos invadía a todos». Cuando, en 2006, María González se incorporó a Baleària dejó atrás, tras una mala experiencia, un trabajo como directora comercial de una agencia de publicidad. Fue su hermana gemela, Carolina, que por aquel entonces trabaja en Buquebus como auxiliar de pasaje en el Patricia Olivia, quien le animó a embarcarse «y probar suerte en el fantástico mundo del mar». Durante el proceso de absorción de Buquebus por parte de Baleària, un día Carolina no llegó al embarque; había fallecido en un accidente de tráfico. «Ella se dirigía al barco y no llegó y yo estaba de descanso ese día. Al despertarme mi vida cambió de la noche a la mañana. Creo que en ese momento se creó un gran vínculo entre Baleària y yo», recuerda, sin ocultar su dolor, la capitana.


Leer más
Bloque Cancelación funcionando

La libertad de llevar tu coche

Y llevarte de viaje todas tus cosas.

Tu mascota contigo siempre

Disfruta de acomodaciones "pet friendly" en nuestros barcos.

Cuidamos el planeta

Buques más sostenibles, economía circular, envases biodegradables...

Cancelaciones flexibles

Cancela sin penalización con nuestra tarifa Reducida.