Ceuta, una red de alianzas

Embárcate  /   /  By Comunicacion

La Fundación Baleària ha cumplido 15 años. A lo largo de este tiempo, la entidad ha trazado una red de alianzas, en todos los territorios en los que opera la naviera, con entidades locales de distintos ámbitos (social, cultural, medioambiental y deportivo) con el fin de contribuir al bienestar de la sociedad, respetar el medio ambiente y potenciar la cohesión social. Ceuta es un ejemplo de ello. Allí, la Fundación colabora con decenas de organismos, la mayoría de ellos deportivos, y les facilita, sobre todo, el traslado a la Península para que realicen sus actividades. 

Uno de estos colectivos es la Agrupación Deportiva Ceuta FC. Este club de fútbol compite en una liga con 19 clubs andaluces y, por tanto, deben cruzar el Estrecho durante toda la competición. El presidente de la entidad, Luhay Hamido, agradece la ayuda que su club recibe de Baleària: “De no ser por la Fundación, que es nuestro principal espónsor, el equipo tendría dificultades económicas para realizar estos desplazamientos” y afirma que “hay muchos clubs de Ceuta en la misma situación”. 

Otro caso es el del Club Natación Caballa, presidido por Sergio Aguilera, y que es uno de los que más socios agrupa en la ciudad, más de 2.000, de los cuales 150 forman parte de alguno de los equipos de natación o waterpolo que tiene el club. La mayoría participa en campeonatos y ligas de Andalucía, un hecho que eleva mucho el volumen de viajes a la Península. Aguilera pone en valor la colaboración de Baleària y destaca la gran cantidad de servicios diarios que realiza la naviera entre Ceuta y Algeciras: «Nos ayuda mucho a la hora de planificar los viajes”. Además, Aguilera concluye: “A día de hoy, la Fundación ya forma parte del tejido social de Ceuta y su presencia en la ciudad es fundamental”. —

Artículos relacionados

Si viajar en sí ya es de las cosas que más nos gusta hacer, hacerlo con todos los miembros de...

Los barcos de la naviera, que son los primeros del mundo en obtener la etiqueta...

En tiempos de confinamiento, se disfruta de la cultura a través de un ordenador. No se puede...

Deja tu comentario