Cinco series que no te puedes perder a bordo

Embárcate  /   /  By Comunicacion

La travesía en barco es el lugar idóneo para desconectar, relajarse o disfrutar haciendo lo que más nos gusta, como ver nuestras series favoritas. ¿Tú no la tienes? Aquí te dejamos algunas recomendaciones que como buen “seriéfilo” no te puedes perder a bordo: desde el retrato de aparente ‘ciencia ficción’ que nos muestra Black Mirror sobre el individualismo de la sociedad actual hasta los escenarios ochenteros de Dark, pasando por una serie que se sumerge en los entresijos del vaticano a través de Pío XIII, The Young Pope. Para todos los gustos.

 

Black Mirror

Black Mirror responde a las preguntas que llevan haciéndose muchas personas. ¿No nos estamos pasando con las redes sociales? ¿El desarrollo tecnológico sólo traerá beneficios? ¿Hacia dónde camina una sociedad cada vez más individualista? Las respuestas llegan en forma de capítulos que se sirven de una ciencia ficción que cada vez lo es menos. Todos son independientes entre sí, es decir, cada capítulo conforma una historia autoconclusiva.

Aunque hay que reconocer que algunos capítulos bajan el nivel medio, esta propuesta se ha convertido en una serie de culto que conviene repasar de vez en cuando para ir con pies de plomo con las nuevas tecnologías. Merece especialmente la pena el titulado San Junípero, que obtuvo dos premios Emmy al mejor telefilme y al mejor guion.

Plataforma: Netflix | Temporadas: 4 | Duración: Capítulos individuales de unos 60 minutos

Black Mirror

 

The Young Pope

Un papa con toga y gafas de sol, joven y atractivo, fumador, bebedor de Cherry Coke y con las ideas tan claras como para citar a Banksy o Daft Punk. Es Pío XIII, el personaje que interpreta Jude Law en The Young Pope, extraordinaria serie dirigida por Paolo Sorrentino. El cineasta italiano traslada a esta serie las características que hicieron que crítica y público le aclamaran por películas como La Gran Belleza. Escenarios fascinantes, un ritmo lento y pausado, mucha observación y palabras como puñales forman parte de un trabajo en el que se descubren algunos de los entresijos del Vaticano.

Con la participación estelar de Diane Keaton y la humilde pero gran presencia de Javier Cámara, el visionado de The Young Pope hay que afrontarlo con las mismas dosis de paciencia, curiosidad y capacidad de sorpresa porque, aquí, no siempre todo es lo que parece. Hasta el L’Osservatore Romano, el periódico oficial de la Santa Sede, se hizo eco de una serie que se queda marcada en la retina.
Plataforma: Sky Atlantic, HBO y Canal+ | Temporadas: Una| Duración: Diez capítulos de unos 50 minutos cada uno.

 

The end of the f***ing world

Son los Bonnie and Clyde de la generación millenial y se llaman James y Alyssa. Ambos conforman una pareja tan especial como excepcional, donde el amor y la inocencia se mezclan con el miedo y un oscuro humor de calado típicamente británico. Con capítulos cortos, diálogos directos y un desarrollo de la trama que no deja de sorprender en cada secuencia, The end of the f***ing world -producida originalmente por Channel 4- es una de esas series que te ves de un plumazo sin haberte dado cuenta.

Ayudan sus capítulos cortos, que acaban antes de pestañear. En total, dos horas y media para una historia tan absurda como perturbadora en la que dos adolescentes pretenden escapar, a su manera, del mundo tan mediocre que les rodea. La ambientación vintage, su excelente banda sonora y un completo elenco secundario hacen de esta serie uno de los productos más originales emitidos por Netflix. Sea cual sea tu edad, empatizarás hasta el infinito con James y Alyssa.

Plataforma: Netflix | Temporadas: Una | Duración: Ocho capítulos de unos 20 minutos cada uno.

The End of the F***ing World

 

Better Things

Sam es actriz. No tiene mucho éxito, pero le es suficiente para seguir adelante mientras lucha contra los egos de Hollywood. Y también es una  madre divorciada con tres hijas, con las que comparte casa en una zona acomodada de Los Ángeles. Juntas conforman una de las series más atractivas de los últimos años, que relata una vida llena de altibajos, de momentos emocionantes, de días tristes y días felices, de amor adulto y amor adolescente. Pero lejos de dramatizar, la familia afronta un día a día que no es fácil mientras unas y otras se descubren a sí mismas y la sociedad en la que viven.

Está originalmente producida por FOX e ideada por  Louie C.K y Pamela Adlon, quien también interpreta a la protagonista. El formato en capítulos cortos ayuda a disfrutar aún más de la fugacidad de Better Things, tan entrañable como divertida. Y sincera, porque en ella reconocemos la vida misma.

Plataforma: HBO | Temporadas: Dos | Duración: Diez capítulos por temporada de entre 20 y 30 minutos cada uno.

 

Dark

Sin duda, Dark nació a la sombra de Stranger Things. Bosques, niños especialmente aventureros, sucesos extraños, investigadores policiales, escenarios de los años 80, bicicletas y cierto trasfondo filosófico son también parte de esta serie. Sin embargo, la narración incluye oscuras situaciones familiares y una forma de contar mucho más pausada y reflexiva que la serie norteamericana.

La acción sucede en un pequeño pueblo teutón llamado Winden a partir de la desaparición de dos menores. Con una atmósfera oscura y llena de tensión y misterio, su desarrollo la hace cada vez más inquietante e interesante, con lo que es muy difícil no apuntarse a un maratón para verla seguida. Como curiosidad, se trata de la primera de producción alemana que puso en marcha Netflix. Ya tiene su segunda temporada confirmada, aunque llegará en 2019.

Plataforma: Netflix | Temporadas: Una | Duración: Diez capítulos de unos 50 minutos cada uno.

Dark

Nacho Sánchez |  Periodista

Artículos relacionados

La escena es para retener en la memoria: es lunes y el ferry Sicilia entra lento, suave y solemne...

¿Una travesía al ritmo que marca el DJ del momento? ¿Disfrutar de una deliciosa paella con vistas...

Despertar la pasión por los viajes en el lector y servir de guía útil para planificarlos es el...

Deja tu comentario