Drones acuáticos, los nuevos exploradores submarinos

Descubre el Mar  /   /  By Comunicacion

Hasta ahora las aeronaves teledirigidas, técnicamente denominadas ROV (siglas de ‘vehículo operado remotamente’) o AUV (vehículo submarino autónomo), eran el patrimonio casi exclusivo de los centros de  investigación y se fabricaban individualmente y bajo especificaciones “a la carta”.

Dentro de poco los interesados en explorar  ríos, lagos y mares desde dentro y trabajar e investigar en estos entornos sumergidos, dispondrán de la primera generación de drones acuáticos producidos en serie y para una amplia gama de usuarios.

La empresa OpenROV de Berkeley, California (EE.UU.) ha lanzado el ‘Trident’, un dron subacuático de bajo coste y para todo tipo de usuarios.  Según sus diseñadores, esta máquina aspira a democratizar la exploración del océano. Es lo suficientemente simple como para conectarla y operar al instante y, al mismo tiempo, lo bastante avanzada como para utilizarse en investigaciones científicas.

Volando bajo el agua

Sumergible 'Trident' (foto: OpenROV (EE.UU.))

Sumergible ‘Trident’ (foto: OpenROV (EE.UU.))

El ‘Trident’ pesa menos de tres kilogramos, cabe dentro de una mochila o debajo de un asiento de avión, puede sumergirse hasta 100 metros de profundidad, y alcanza una velocidad de 2 metros por segundo.

Este vehículo tiene una forma hidrodinámica que le permite moverse de forma rápida y precisa bajo el agua, mientras envía las imágenes de vídeo que capta en directo a la superficie, a través de un delgado cable de decenas de metros de largo, que tiene una flotabilidad neutra (no se hunde ni sale a la superficie),  señalan desde la compañía californiana.

El 'Trident' en acción (foto: OpenROV (EE.UU.))

El ‘Trident’ en acción (foto: OpenROV (EE.UU.))

Este aparato, similar a una caja rectangular aplanada, puede ser controlado a distancia por el usuario desde la superficie por medio de un ordenador portátil, un teléfono inteligente o una tableta electrónica.

“Las aplicaciones potenciales de “Trident” son numerosas e incluyen, desde proyectos de biología marina y la localización y valoración de sitios de buceo, hasta las inspecciones de botes y barcos y la exploración submarina”, indican Stackpole y Lang.

A 6 km bajo la superficie del mar  

Los vehículos submarinos autónomos son esenciales para tareas tales como la exploración de los fondos marinos en busca de petróleo o minerales, según  los investigadores del Instituto Fraunhofer de Optrónica, Tecnologías de Sistemas y Explotación de la Imagen (IOSB) en Ilmenau y en Karlsruhe, Alemania.

'Dedave' (foto: Fraunhofer IOSB-AST-Alemania)

‘Dedave’ (foto: Fraunhofer IOSB-AST-Alemania)

Para satisfacer esta demanda, los investigadores del IOSB han diseñado un vehículo submarino autónomo (AUV) llamado ‘Dedave, y que puede ser fabricado en grandes cantidades. El sumergible navega bajo el agua de forma autónoma, sin cables o correas de conexión física con la embarcación.

Un punto fuerte de este vehículo submarino de 3,5 metros de largo, menos de 700 kilogramos de peso y capaz de alcanzar 6.000 metros de profundidad y los 4 nudos de velocidad, es que ocupa poco espacio y un contenedor de transporte estándar puede alojar cuatro de estos sumergibles, de acuerdo al IOSB.

Ricardo Segura | EFE

Artículos relacionados

Con el proyecto Digital Port, el Port de Barcelona da el impulso definitivo a la digitalización del...

Las aguas turquesas de blanca arena atraen cada año a miles de visitantes a Eivissa y Formentera....

Cada pasajero que se embarca en uno de los buques de Baleària tiene una historia que contar. Esta...

2 comentarios
 
  1. Dorie 16/11/2016 at 06:21 Responder

    It’s a shame you don’t have a donate button! I’d certainly donate to this fantastic blog! I guess for now i’ll settle for boki-marokng and adding your RSS feed to my Google account. I look forward to brand new updates and will share this site with my Facebook group. Talk soon!

    • Comunicacion 18/11/2016 at 10:23 Responder

      Thans, Dorie. We will take it in account. Regards!

Deja tu comentario