La evolución histórica del puerto de Dénia

Descubre el Mar  /   /  By Comunicacion

Desde la griega Hemeroscopeion a la romana Dianium y la moderna Dénia, el puerto de esta ciudad de la costa valenciana ha sido vital para su sociedad y economía. En torno a él ha girado la vida y la historia de la ciudad.

La antigua colonia griega Hemeroscopeion, organizada en el siglo VI antes de Cristo, ya se distinguía por ser una rada desde la que comerciaba con todo el oriente y occidente del Mediterráneo. La rada dianense pasó a consolidarse durante la época medieval y moderna después del importante y decisivo período de dominación árabe, cuando Dénia se convirtió en un enclave fundamental para la construcción de barcos con los que poder expandir el poder musulmán en el Mediterráneo.

Vapor 'Mercedes' de la línea Dénia-Orán, 1925 (autor: D.R.)

Vapor ‘Mercedes’ de la línea Dénia-Orán, 1925 (autor: D.R.)

A comienzos del siglo XIII la Reconquista dotó a Dénia de un papel muy relevante dentro de las corrientes comerciales de la Corona de Aragón. La consolidación del castillo reforzó también el papel militar y la expansión natural del comercio. El espaldarazo fundamental para la rada dianense vino de la mano de la concesión del cobro de derechos por fondear en el puerto a los navíos que cargaban pasajeros y mercancías procedentes de buena parte de las comarcas valencianas ubicadas al norte de Dénia.

La concesión, a principios del siglo XVI, de la posibilidad de imponer exacciones fiscales dotó de autonomía económica al puerto y constituyó el factor fundamental para mejorar el fondeadero. Gracias a esta autonomía financiera, la población pudo ampliar sus conexiones con puertos y comerciantes de la península italiana, así como del norte de África. La consecución del estatus de ciudad en 1612 contribuyó de forma decisiva a consolidar el puerto como instrumento de desarrollo de Dénia, convirtiendo la ciudad en sede permanente de tropas y guarniciones militares.

Velero en Dénia, 1918 (autor: A. Femenía)

Velero en Dénia, 1918 (autor: A. Femenía)

La agricultura comercial de exportación fue el eje central sobre el que basculó el notable empuje mercantil de Dénia en el siglo XIX. La producción pasera en las comarcas de Las Marinas convirtió a la ciudad en el principal puerto de embarque con destino al Reino Unido.

A finales del siglo XIX se produjo una drástica disminución de la exportación pasera y el puerto entró en una etapa de atonía comercial. La Guerra Civil y buena parte del período del franquismo no supusieron para el puerto flujos comerciales de envergadura.

Colocación de piedras en la escollera del puerto de Dénia, 1899 (autor: A. Mayans)

Colocación de piedras en la escollera del puerto de Dénia, 1899 (autor: A. Mayans)

El fracaso en la expectativa de conseguir un puerto nuevo y moderno abocó a fines del siglo XIX a la sociedad local a recurrir a la construcción del ansiado puerto mediante recursos privados y contando, fundamentalmente, con el apoyo del Ayuntamiento. No fue sino en 1904 cuando finalizaron las obras correspondientes a los diques, paralizándose la construcción de los muelles comerciales y las zonas de servicio. Tuvo que ser entre 1928 y 1937 cuando se acabaran las obras de esta fase aunque, en realidad, la culminación total de las obras no ha tenido lugar hasta fines del siglo XX, cuando se transfirieron las competencias de puertos a la Generalitat Valenciana.

Barco maderero en el puerto de Dénia, 1955 del libro de J. Ferrer

Barco maderero en el puerto de Dénia, 1955 del libro de J. Ferrer

El fuerte crecimiento del turismo en España y en las costas valencianas también supuso un importante valor añadido para el puerto de Dénia al generar nuevos tráficos de pasaje, especialmente los que relacionan a Ibiza con la península a través del puerto dianense.

Javier Vidal Olivares | Catedrático de Historia Económica

Artículos relacionados

Cada pasajero que se embarca en uno de los buques de Baleària tiene una historia que contar. Esta...

Todos los años por estas fechas nos juntamos un grupo de amigos buscando el sitio perfecto para...

Aprender a observar el mar Mediterráneo, conocer a través de la experiencia personal las diferentes...

Deja tu comentario