Los 10 mejores barcos del cine

Descubre el Mar  /   /  By Comunicacion

El mundo de los barcos y el cine han estado siempre muy unidos a lo largo del tiempo. Los cinéfilos han podido embarcar a menudo en un mar de aventuras sin tener que salir de sus butacas. Por la gran pantalla han desfilado barcos de todo tipo: pesqueros, grandes cruceros, buques de guerra, acorazados, veleros y hasta lanchas del futuro.

Repasamos algunas de las mejores embarcaciones de cine que nos han dejado con ganas de subirnos a bordo. ¿Listos para embarcar?

poseidon

Poseidon (2006): Este lujoso crucero transatlántico de 20 pisos no será capaz de soportar la brutal fuerza de una ola gigante de 30 metros de altura. El buque vuelca por el impacto y sus pasajeros empezarán una lucha por su supervivencia.

Master and commander (2005): Russell Crowe se convierte en el capitán Jack Aubrey de la HMS Surprise, una fragata de la Royal Navy equipada con 32 cañones y botada en 1794, que recibe las órdenes de perseguir al corsario Acheron rumbo a las Islas Galápagos. El buque fue sustituido por su réplica HMS Rose para este film.

Life Aquatic (2004): El ruinoso Belafonte navega por todo el mundo realizando documentales a cargo de su excéntrico capitán Steve Zissou, interpretado por Bill Murray. El capitán y su tripulación se embarcan en la aventura de encontrar el ansiado tiburón jaguar. Una divertida comedia homenaje a Jacques-Yves Cousteau.

Los piratas del Caribe (2003): Las alocadas aventuras del capitán Sparrow por recuperar a su amada Perla Negra, el velero bergantín que le perteneció, llevan al espectador a embarcarse en plenas aguas caribeñas del siglo XVII. La Perla Negra fue destinada originalmente como barco negrero pero Sparrow le ofreció el honor de usarlo para la piratería.

20129011

La tormenta perfecta (2000): El pesquero Andrea Gail, capitaneado por George Clooney en el papel de Billy Thyne, decide salir a la pesca de un gran banco de peces espada cerca de la isla Sable cuando una inesperada tormenta con olas de más de 25 metros pone en apuros a toda la tripulación y al mismo barco. Estremecedora historia basada en hechos reales.

Titanic (1997): este gran clásico moderno de James Cameron narra la historia real de este gigante de 882 metros de eslora y capacidad para cerca de 2.500 pasajeros de la compañía británica White Star que naufraga por el impacto con un iceberg en su viaje transatlántico inaugural el fatídico 15 de abril de 1912.

moby_dick-509069365-large

La caza del octubre rojo (1990): Este film de John Mc Tiernan nos sumerge a bordo del Octubre rojo, el submarino atómico de la Armada soviética, una auténtica máquina de destrucción capitaneada por el mismísmo Sean Connery, equipado con un ingenioso sistema silencioso de propulsión que lo hace invisible a cualquier sonar.

Moby Dick (1956): El protagonista de esta aventura cinéfila es, sin duda, la gran ballena blanca, aunque el ballenero Pequod, capitaneado por el gran Acab, también se lleva buena parte de la cuota de pantalla.

La reina de África (1951): Este destartalado barco a vapor que navega por el río africano Ulanga es el protagonista de la enigmática historia entre su piloto, encarnado por el indomable Humphrey Bogart, y la eterna Katharine Hepburn, que huyen perseguidos por  soldados coloniales alemanes durante la Primera Guerra Mundial.

hepburn_bogart_african_queen

El acorazado Potemkin (1925): Este clásico del cine mudo narra el motín que sufrió el buque ruso en 1905 cuando la tripulación se rebeló contras los oficiales de la armada zarista durante la Revolución Rusa. El acorazado, armado con 40 cañones y 5 lanzatorpedos, se construyó en 1898 para la Flota del Mar Negro de la Armada Imperial Rusa.

 

 

 

Artículos relacionados

Con el proyecto Digital Port, el Port de Barcelona da el impulso definitivo a la digitalización del...

Las aguas turquesas de blanca arena atraen cada año a miles de visitantes a Eivissa y Formentera....

Cada pasajero que se embarca en uno de los buques de Baleària tiene una historia que contar. Esta...

2 comentarios
 
  1. Honorio Castillo 02/12/2016 at 13:31 Responder

    Hola,

    Creo que hay un error en la información de “Piratas del Caribe”. No son las aguas del Caribe en el siglo XII, sino en el siglo XVII.

    ¡En el siglo XII Colón ni había nacido y mucho menos había llegado a América!

    Un lapsus lo tiene cualquiera 🙂

    Un saludo,

    • Comunicacion 02/12/2016 at 13:40 Responder

      Toda la razón, muchas gracias por avisar.

Deja tu comentario