Motores más eficientes

Descubre el Mar, Embárcate  /   /  By Comunicacion

Cuatro barcos de alta velocidad de Baleària han sido remotorizados para ganar velocidad y disminuir consumo y emisiones

Javier Ortega Figueiral

A principios de enero de 2017 el catamarán de alta velocidad Jaume II entró por unas horas en el océano Atlántico. Luego aminoró la marcha dejando a babor el Parque Nacional de Doñana y a estribor la ciudad de Sanlúcar de Barrameda. Desde allí emprendió un viaje poco frecuente para un barco de Baleària: remontó el Guadalquivir hasta la capital de Andalucía, un tranquilo recorrido de casi 80 kilómetros supervisado por uno de los prácticos del puerto de Sevilla, destino final de una travesía no comercial con destino a los astilleros del Guadalquivir.

Este centro industrial, que ocupa buena parte de los históricos Astilleros de Sevilla, constructores de un buen número de buques para el mercado español e internacional fue el elegido por la compañía para remotorizar al Jaume II, catamarán de 80 metros de eslora (largo) y 26 de manga (ancho) destinado actualmente a realizar las líneas entre Florida y Bahamas a través de los puertos de Fort Lauderdale, Bimini y Freeport en Grand Bahama, operando bajo la marca Baleària Caribbean.

Haciendo un paralelismo con una persona, la remotorización de un buque vendría a ser algo así como una operación de trasplante en la que, en lugar de un corazón u órganos vitales, se sustituyen los motores principales del barco, que en el caso de los buques de la serie Jaume son cuatro. Con esta operación, el barco ha renovado y mejorado su sistema de propulsión. Eso tiene un efecto directo: se optimiza la potencia un 10%, baja notablemente el consumo de combustible al ser motores de última generación y se reducen las emisiones contaminantes de hasta un 70% del NoX. Además de los cuatro motores, en Sevilla se hizo una importante tarea de modernización y actualización interior, lo que incluyó la sustitución de todas las butacas, redistribución de espacios, mejora de la iluminación y del transporte de mascotas, además de la mejora de los bares.

Las mejoras del ‘Avemar Dos’

El Avemar Dos, que ha estado prácticamente siempre operando en las rutas del estrecho desde Algeciras, también ha sido remotorizado, en los astilleros de Gibdock, en Gibraltar. A este catamarán de 82 metros de eslora y 23 de manga, se le sustituyó sus antiguos motores por cuatro de nueva generación en primavera de 2016, quedando el barco listo para navegar durante la OPE de aquel año.

Mientras los técnicos en motores trabajaban en la sala de máquinas, en el resto de las zonas del Avemar se trabajó a fondo para renovar completamente la decoración interior. Ahora, unos motores de nueva generación, más potentes, de menor consumo y una drástica reducción de emisiones, son los que conectan cada día Ceuta y Algeciras. 

A Ciutadella más rápido    

Digital. Barcelona 30/7/19 -Fast ferry Jaume III de camino a Ciutadella. – (c) Vicens Gimenez

A falta de ferrocarril de alta velocidad en Baleares y entre Menorca y la península, este verano, el Jaume III es lo más parecido a un AVE. Este transporte de altas prestaciones une actualmente los puertos de Barcelona y Ciutadella como también Alcúdia, al norte de Mallorca con Son Blanc, el puerto comercial al oeste de Menorca. Construido también en los astilleros australianos de Incat, el tercero de los ‘Jaumes’ viajó en primavera de este mismo año hasta Génova, en la Liguria italiana, para su operación de remotorización en los astilleros de San Giorgio del Porto donde se cambiaron los impulsores principales del barco por otros de la marca Caterpillar modelo C280 de 16 cilindros.

El catamarán quedó listo a primeros de julio para la campaña de verano Barcelona-Alcúdia – Ciutadella como refuerzo a la que se realiza todo el año con los ferries y quienes viajaron en el Jaume III en 2018 y repitieron este año pudieron ver mejoras notables en el interior del barco, tanto en lo más evidente como son las butacas o la decoración, como en lo menos perceptible a primera vista: una notable reducción en las vibraciones del motor, cosa que se ha conseguido con la instalación de las máquinas de última generación. 

Digital. Barcelona 30/7/19 – Flota de la compañia naviera Balearia atracada en el puerto de Barcelona. Barco Jaume III. – (c) Vicens Gimenez
Digital. Barcelona 30/7/19 – Butacas del fast ferry Jaume III. (c) Vicens Gimenez

Un Dénia-Formentera aún más breve.  

Hay algo que es muy apreciado por quienes viajan a Formentera y también por los formenterenses: evitar la doble insularidad, esto es, poder salir o llegar del puerto de La Savina sin tener que pasar obligatoriamente por Ibiza para ir a otro destino y viajar directamente desde la Pitiusa menor a la península, entrando por Dénia, algo que Baleària realiza respondiendo al incremento de demanda que se produce de desde abril y hasta a octubre, con una desestacionalización cada vez mayor.

Los pasajeros de la línea Dénia – Formentera – Ibiza este año se han encontrado con un nuevo Ramon Llull, donde además del cambio de sus cuatro motores, realizado esta vez en Livorno, ciudad de la costa de la Toscana, se ha remozado totalmente el interior, capaz de transportar 500 personas en tres clases, una capacidad similar a la de un A380, aunque en el avión de Airbus no hay, por ejemplo, un bar al aire libre, como si sucede en este barco de alta velocidad de Baleària que gracias a la inversión de ocho millones de euros, además de todas las mejoras técnicas y de confort, ha conseguido bajar un 30% el tiempo de viaje directo desde y hacia La Savina, algo que hace factible que durante algunos días el barco pueda realizar una doble ida y vuelta y también llegar a Ibiza. 

Digital. Formentera 20/9/18 – Barcos Eco e instalaciones de la compañia naviera Balearia . – (c) Vicens Gimenez

¿Y cuánto es alta velocidad? 

Se ha mejorado el confort, se han digitalizado los interiores, los servicios y se ha dado una nueva imagen integral a todos estos monocascos o catamaranes de alta velocidad. ¿Y cuánto es esa alta velocidad sobre el mar? Con las nuevas motorizaciones, los Jaume II y III pueden alcanzar y mantener los 36 nudos, que equivale a 66 kilómetros por hora, el Avemar Dos tiene ahora capacidad para desarrollar 34 nudos o 62 km/h y el Ramon Llull ha reducido el tiempo medio de sus viajes gracias a que ahora alcanza los 32 nudos, una velocidad equivalente a los 59-60 kilómetros por hora, lo que en medio acuático podría definirse literalmente como volar sobre el mar, ahora consumiendo menos y realizando menos emisiones, cuatro operaciones realizadas con éxito.     


Artículos relacionados

Si hay una noticia que todos los que compartimos nuestra vida con una mascota estábamos esperando...

De Barcelona a Alcúdia y de vuelta a la península pasando por Menorca. También de Ciutadella al...

Navegar por el Estrecho es un espectáculo para los sentidos. Sonoro, por las olas del mar que...

Deja tu comentario