Navegando a alta velocidad

Descubre el Mar  /   /  By Comunicacion

Tara Aguilar (Algeciras, 1990) y Alejandro López (Tarifa, 1990) trabajan como jefes de cabina en los fast ferries Formentera Direct y Jaume II de Baleària respectivamente. A pesar de tener las mismas responsabilidades, las peculiaridades de cada ruta y buque hacen que las vivencias a bordo sean diferentes.

Cuando oyes la palabra fast ferry, lo primero que te viene a la mente es velocidad. La rapidez en la que un pasajero llega a su destino. Efectivamente, esa es la característica principal que destaca Alejandro del Jaume II, el buque en el que trabaja. Se trata de un barco que la naviera remotorizó el año pasado para ganar en ecoeficiencia, rapidez y comodidad. “El Jaume II navega a una velocidad máxima de 35 nudos, lo que permite realizar por ejemplo la travesía entre Dénia y Eivissa en dos horas. Además, con la inversión que hizo la compañía, la embarcación también ha mejorado los salones y los servicios del buque”, afirma.

 

Navegando a alta velocidad en fast ferry

El ‘Jaume II’ fue remotorizado el año pasado para ganar en ecoeficiencia.

 

El Formentera Direct opera la ruta entre las Pitusas, una travesía mucho más corta (de 30 minutos) y donde las necesidades del cliente son distintas, ya que busca una mayor frecuencia de horarios y menor duración del trayecto. Tara afirma que en esta línea la relación con los pasajeros es diferente. “Son clientes habituales, que vemos muy a menudo y el trato es más próximo y cercano”, explica.

Está claro que contar con buenas instalaciones en el buque ya tienes camino avanzado para ganar al cliente, sin embargo, Alejandro remarca que es fundamental ofrecer a los pasajeros un servicio personalizado y de calidad y ahí el éxito reside en el trato que la tripulación transmite a los clientes. “Uno de los retos que tengo como jefe de cabina es conseguir que el pasajero se sienta a gusto, como en su casa, desde que embarca hasta que desembarca” menciona. “Para ello es muy importante tener al equipo contento. Un trabajador satisfecho aporta mucho más que uno que no lo está y en eso me esfuerzo para conseguirlo” comenta. En este aspecto Tara está totalmente de acuerdo y señala que para ella es imprescindible “el buen ambiente”.

“El ritmo de trabajo en un fast ferry es más intenso, aun así lo prefiero”, remarca Tara.  Durante los cinco viajes de ida y vuelta que realiza el buque entre Eivissa y Formentera, ella se dedica a supervisar y coordinar al equipo para dar el mejor servicio a los clientes. Asimismo, los jefes de cabina son las personas que hacen de enlace entre el barco y los departamentos de Tierra.

 

Navegando a alta velocidad en fast ferry

Tara Aguilar y Alejandro López trabajan como jefes de cabina en el ‘Formentera Direct’ y ‘Jaume II’ respectivamente.

 

La atención a los pasajeros en los fast ferry tiene también sus peculiaridades. “Al contar con menos zonas que un ferry, el fast ferry nos proporciona un mayor contacto con el pasajero y eso posibilita ofrecerles un mayor servicio y una atención mucho más personalizada” cuenta Alejandro. “Otro punto a favor de los fast ferries es que son más fáciles de atracar y este hecho hace que los embarques y desembarques sean más fluidos y más rápidos”, destaca Alejandro.

A pesar de que las travesías son más cortas, Baleària proporciona también numerosos servicios a bordo en los buques de alta velocidad. “La naviera está muy concienciada en que los servicios al cliente son muy importantes, por eso disponemos de una diversidad de prestaciones durante el trayecto, desde una cartelera variada de películas a zonas infantiles de juegos, bares y cafeterías con menús de desayuno y comida”, aclara Alejandro.  Los servicios del Jaume II se completan con la acomodación para mascotas (con música ambiental y toldo protector para las inclemencias del tiempo) o una tienda con todo tipo de accesorios (perfumes, relojes, chocolates, etc.).

La travesía en un fast ferry, a pesar de corta, es toda una experiencia de viaje. Navegar puede resultar muy gratificante y la profesión de jefe de cabina la pieza clave para que el pasajero desembarque con un buen sabor de boca.

 

 

Artículos relacionados

Aprender a observar el mar Mediterráneo, conocer a través de la experiencia personal las diferentes...

Es uno de los faros más entrañables de las Baleares y, sin duda, el más querido por los palmesanos....

Normalmente asociamos las imágenes de flamencos volando, aves zancudas caminando entre aguas o...

Deja tu comentario