Playas familiares en Mallorca

Brújula  /   /  By Comunicacion

Cada verano las Islas Baleares son elegidas por muchas personas como lugar donde pasar unas vacaciones en familia. Las distintas islas que forman este archipiélago, cada una con sus particularidades, reúnen los requisitos que muchas familias buscan para pasar unos días de vacaciones: playas fantásticas y buen clima.

En nuestra escapada a la isla de Mallorca buscábamos playas de arena blanca y aguas turquesas y que no cubrieran mucho en los primeros metros para que los niños pudieran jugar tranquilamente en el agua. Estas son nuestras recomendaciones de playas para ir con niños en Mallorca, donde seguro que podrás disfrutar de una agradable jornada.

Playa de S’Amarador, en la Cala Mondragó

Se encuentra en la zona oeste de la isla y es muy bonita. La playa se extiende entre dos paredes de roca y cuenta con un chiringuito con servicios mínimos para las familias. Hay que dejar el coche en un aparcamiento de pago y realizar el último tramo a pie, pero es asequible. Incluso se puede ir con el carrito de bebé hasta que empieza la arena de la playa.

Playa de Formentor

Si sólo puedes visitar una única playa en Mallorca sin lugar a dudas tienes que ir a la playa de Formentor. Eso sí, si es temporada alta, mejor ir a primera hora del día antes de que empiece a llenarse. Nosotros llegamos temprano y pudimos disfrutar de sus aguas cristalinas casi en soledad. Fue tan mágico con el color del agua tan turquesa y la arena de la playa tan blanca, que incluso nos llegamos a cuestionar si valía la pena tomar vuelos de tantas horas para ir al Caribe, teniendo este paraíso tan cerca de casa y sin salir del país. Esta playa está situada en la zona del Cabo de Formentor. No dudes en seguir la carretera que lleva hasta el Faro pues los paisajes son espectaculares. Vale la pena detener el coche en alguno de los miradores para poder disfrutar tranquilamente del magnífico paisaje.

Es Trenc

Es Trenc se sitúa en el sur de la isla, entre las localidades de Colonia Sant Jordi y Ses Salines. En la zona de Ses Covetes hay comercios y restaurantes. Cerca está el Freu de Ses Covetes, una pequeña franja de arena de apenas cincuenta metros. Aunque cuando la visitamos la orilla estaba repleta de algas secas, esta playa es preciosa y muy pintoresca, pues conserva antiguas casetas de pescadores. Su arena es extremadamente blanca y sus aguas turquesas apenas cubren en los primeros metros.

Playa de Muro

En la bahía de Alcúdia se encuentra este largo y precioso arenal de aguas turquesas y arena blanca. Con 5 km de longitud, es una de las playas más largas de Baleares. Además de hoteles, tiendas y restaurantes, encontrarás muchos servicios para niños. ¡Seguro que los pequeños no querrán salir del agua!

Sandra Vicente |  My Family Passport

Artículos relacionados

El próximo 4 de noviembre, los vecinos de Forada, en el municipio ibicenco de Sant Antoni, celebran...

En Mallorca, a recorrer el territorio, caminar con empuje, se le llama trescar. Es el verbo de los...

La minúscula y tranquila localidad almeriense de Rodalquilar se convierte en un excelente punto de...

Deja tu comentario