Menorca, sabrosa y refinada

Elige destino  /   /  By Comunicacion

Sencillez y carácter. Bajo la aparente humildad de sus platos, Menorca esconde toques de refinamiento e influencia de otras culturas. La isla conquista, también en la mesa, gracias a su gastronomía y al producto local, la esencia de sus platos. Precisamente a los productos engendrados en tierras menorquinas dedicamos este post, apto para los paladares más exigentes.

Comenzamos nuestro recorrido hablando del queso con denominación de origen protegida (D.O.P) Maó-Menorca, que recientemente ha conseguido situarse entre los mejores del mundo. Su forma cuadrada, el color rojizo y oscuro de la corteza y su sabor ligeramente salado, son sus sellos distintivos.

También muy reconocida dentro y fuera de la isla es la ginebra menorquina, la cual se sigue elaborando en antiguos alambiques de cobre con fuego de leña a partir de una mezcla de alcohol de vino, bayas de enebro y una selección de hierbas. Pero el gin no es la única bebida que se sigue fabricando

productos típicos Menorca

El aceite de oliva se postula como producto de calidad (foto: Fundació Foment del Turisme de Menorca).

en la isla balear siguiendo antiguas tradiciones locales; le acompañan licores de hierbas, o de frutos cítricos, que se toman como digestivo después de comer. Mención especial merecen los licores hechos con Santolina chamaecyparissus subespecie magónica, una variedad específica de manzanilla que se recolecta en Menorca. Se caracteriza por ser una de las más sabrosas y aromáticas, y cuenta con las mayores propiedades medicinales del mercado.

Más recientemente, han surgido productores artesanos de una de las bebidas más consumidas: la cerveza. Se elabora con productos naturales, sin pasteurizar, consiguiendo deleitar los paladares más expertos con cervezas de autor de diferentes estilos y sabores.

Para los que se decantan por el vino para acompañar los más exquisitos manjares, bajo el sello de calidad Vi de la Terra Illa de Menorca, encontrarán diversas bodegas que han recuperado la tradición vitivinícola de la isla, con vinos de marcado carácter isleño, que se pueden degustar en visitas guiadas y catas.

Otro producto estrella de calidad es el aceite de oliva. Aunque su impacto es todavía reducido, ya es posible encontrar en el mercado varias opciones de aceite de oliva virgen extra, gracias a la iniciativa de pequeños productores locales.

Y no podemos dejar pasar en este viaje gastronómico sin detener nuestro paladar en los famosos embutidos de carne de cerdo menorquina. La carn-i-xulla es el más característico y singular, puesto que se remonta a la charcutería antigua romana, si bien también son típicas las sobrasadas tiernas y curadas, y los botifarrons y cuixots.

productos típicos Menorca

Embutido de carne de cerdo menorquina (foto: Fundació Foment del Turisme de Menorca).

 

Finalmente, cerramos este ciclo en el entorno que más nos agrada: el mar, que bordea los límites de la isla. Y ello nos lleva a su sal. A finales del siglo XX su producción desapareció, pero en los últimos años se ha recuperado con el objetivo de ofrecer un producto de calidad en su versión más pura, o combinada con hierbas aromáticas y especias.

Toda esta variedad de productos, cultivados en las entrañas de la isla, contribuyen a generar un recetario tradicional y rico a la vez, que conquista al viajero que encuentra en la gastronomía un atractivo más para volver y seguir degustando los sabores de Menorca.

productos típicos Menorca

En los últimos años se ha recuperado la producción de sal en la isla (foto: Fundació Foment del Turisme de Menorca).

 

Artículos relacionados

Cuando se llega a Santa Cruz de Tenerife por mar la primera toma de contacto con la ciudad será la...

La naturaleza ha regalado a la península ibérica y sus islas numerosos rincones de alto valor....

Hay escenarios de la provincia de Cádiz, concretamente del Campo de Gibraltar, que no...

Deja tu comentario