Viajando a Ibiza con mascota y sobre ruedas

Embárcate  /   /  By Comunicacion

Cuando nos planteamos ir a Ibiza, siempre lo hacemos en barco. Las razones principales son poder llevar el coche y con ello todo lo que necesitamos de una forma muy cómoda, además de ser un desplazamiento seguro y tranquilo para nuestra mascota.

Para reservar a través de la web de Baleària es muy sencillo e intuitivo, solo tienes que seleccionar el trayecto, número de personas y mascotas y si vas con coche. Te aparecerán todas las rutas disponibles, así que solo tienes que escoger la que mejor vaya a tu destino. Es muy fácil y rápido.

Habitualmente resido en Madrid por lo que embarcamos desde Valencia o Dénia. Es un viaje que se hace muy ameno y en unas tres horitas ya nos encontramos en el puerto. Al llegar, nos dirigen hacia donde tenemos que esperar dentro del coche para poder embarcar.

 

El garaje es grande y espacioso, y las personas que están allí te indican donde debes dejar el coche aparcado. Hace poco que tengo el carnet de conducir y no tuve ningún problema a la hora de estacionar mi vehículo dentro del buque.

Como os digo, es muy cómodo, ya que una vez dentro del barco solo tienes que coger lo que necesites y el resto de las maletas pueden quedarse perfectamente en el coche.

Una vez salimos del coche, cogemos a nuestro perro y nos indican donde debemos llevarlo. Las mascotas tienen una zona acondicionadas para ellas. Según el tipo de barco esta zona está en un lugar u otro, pero siempre están en perfectas condiciones. En la zona habilitada hay jaulas espaciosas y los animales van muy cómodos, tranquilos y seguros. Para que os hagáis una idea, en las jaulas más grandes cabe un perro del tamaño de un labrador, con su cama incluida, y le sobra espacio. Están genial. Puedes llevarle a tu perro su camita, una manta o cualquier juguete para que tenga un olor familiar. Además, existen comederos a nuestra disposición y garrafas por si queremos ponerles agua o comida, y la verdad es que es un detalle que se agradece mucho.

 

En algunos buques, puedes estar con las mascotas todo el tiempo, ya que están fuera en la zona de cafetería de cubierta, y en otros barcos tienes un horario de visitas para poder visitarles cada cierto rato. Yo estoy muy unida a mi perro y hemos hecho un montón de viajes (más de diez) en verano y en invierno. Woody siempre va fenomenal, durmiendo plácidamente casi todo el trayecto.

Una vez que hemos dejado a la mascota, ya nos dirigimos a la zona de pasaje del barco. ¡A disfrutar del trayecto! Podemos comer algo en sus restaurantes, normalmente hay menús tipo buffet que están genial.

Hay dos zonas de descanso, y aunque nosotros solemos coger acomodación de butaca superior, en cualquier zona se va de maravilla. Siempre ponen alguna película, y también hay entretenimiento como magia, o actividades para los niños en temporada.

También tenéis la opción de coger un camarote. Están equipados con camas, una mesita y un baño que es perfecto. Si vais en camarote descansando, la verdad es que se pasa el tiempo muy rápido, mientras veis una película o leéis un libro.

Nerea Guindo | Corazón de maniquí

 

Artículos relacionados

Las actividades de magia y animación que se programan a bordo de los buques de Baleària suponen...

El capitán del Hypatia de Alejandría, Pedro Puertas, es natural de San Fernando (Cádiz), aunque su...

En varios buques de Baleària se están llevando a cabo proyectos piloto para mejorar la acomodación...

Deja tu comentario