Dalt Vila: Patrimonio de la Humanidad

Por Joan Carles Palos Nadal


La-Catedral-de-Santa-Maria-de-la-Neu-(Virgen-de-las-Nieves)-de-Vilab

Dalt Vila es el nombre popular con el que se conoce el conjunto histórico de la ciudad de Ibiza, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 1999. La muralla renacentista que rodea el recinto de 70.000 metros cuadrados es el monumento más importante de la isla.


Su construcción fue ordenada por el rey Felipe II en un momento de graves conflictos de la corona española con Francia y el Imperio Otomano. Las obras se realizaron durante la segunda mitad del siglo XVI siguiendo las trazas del ingeniero italiano Giovanni Battista Calvi, que rodeaba y ampliaba otra fortificación medieval existente. Desde 1942, todo el conjunto urbano de Dalt Vila tiene el reconocimiento de Monumento Histórico Artístico de España.
 

Puerta de Ses Taules

Cinco son las puertas de acceso al recinto amurallado de Dalt Vila. La principal y más espectacular es la que ocupa el antiguo puente levadizo de Ses Taules, frente al barrio de La Marina. Al final de la rampa de ascenso aguardan dos estatuas romanas, una a cada lado, réplica de dos originales de mármol que se custodian en el Museo Arqueológico de Dalt Vila. Y en lo alto, el escudo de la Corona.

 

Porta de Ses Taules. Foto: Ibiza 5 Sentidos

El Rastrillo

Atravesado el portal se accede a la plaza de armas, conocida popularmente como El Rastrillo. Está compuesta por un soportal con diez arcos de medio punto, donde antiguamente se situaba el cuerpo de guardia. Este recinto de piedra, en el que también se puede contemplar un balcón renacentista, albergó el primer mercadillo hippy de Ibiza.

 

Baluarte de Santa Llúcia

El recinto amurallado tiene forma de heptágono irregular y en cada uno de sus ángulos sobresale un baluarte defensivo. De los siete que estructuran la defensa de Dalt Vila, el de Santa Llúcia es el más llamativo de todos. Albergaba el antiguo polvorín, construido en el siglo XVIII. Se accede fácilmente desde la plaza de armas. Su amplia y abierta explanada, edificada sobre sa Penya, antiguo barrio de pescadores y el más pintoresco de la ciudad, nos regala una bella y extensa panorámica del puerto, la marina de Botafoc, el humedal de ses Feixes y la playa de Talamanca. 

 

El Baluarte de Santa Llúcia visto desde la explanada de la Catedral

 

Plaça de la Catedral

Desde Sa Portella, por el Carrer Major, nos dirigimos hacia la plaza de la Catedral. Vale la pena acercarse a cada uno de los edificios que la rodean. La Llotja, antiguo edificio destinado a las transacciones comerciales; La Universidad de Vila, antigua sede del gobierno local de origen medieval que fue abolida con el Decreto de Nueva Planta; y la Catedral de la Verge de les Neus.

 

La antigua iglesia de Santa María, erigida tras la conquista de Jaume I de Aragón el año 1235, ocupaba el mismo espacio donde ahora se encuentra la Catedral de la Virgen de las Nieves, patrona de Ibiza. El edificio actual es el resultado de sucesivas modificaciones en las que el templo fue ampliado o reformado con cambios estéticos y ornamentales al gusto de cada época. En 1782 se concedió el Obispado a la ciudad de Ibiza y la iglesia de Santa María del siglo XIV adquirió el rango de Catedral.

 

Réplicas de cañones antiguos y barriles de pólvora ambientan algunos rincones del recinto amurallado de Dalt Vila

Cinco parajes naturales que visitar en Mallorca
Cristina González: «El barco se ha convertido en mi hogar»

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga tu guía!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
María González: «Se percibe a Baleària como una empresa fuerte, moderna e innovadora»
Baleària: 15 años de servicio fiable, cómodo y orientado al cliente
Rutas a caballo por Ceuta