Inicio
Guías de viaje
Historias del mar
Planeta sostenible
Mundo curioso

Tras la senda del Nautilius

Los fondos abisales siguen siendo grandes desconocidos para el ser humano. Muy pocos son los que han logrado sumergirse a más de 300 metros, y sólo a bordo de naves como el ‘Triestre’ se ha llegado a casi 11.000 metros bajo el nivel del mar. Pese a que apenas se ha explorado un 5% de los fondos marinos, la conquista de las profundidades va mucho más allá de dos referentes de nuestra infancia como las 20.000 leguas de viaje submarino de Jules Verne y las expediciones de Jacques Cousteau a bordo del Calypso. [caption id="attachment_925" align="alignleft" width="240"] El naturalista William Beebe y Otis Barton fueron los primeros batonautas de la historia. En la imagen, su sumergible para aguas profundas de 1938. (Autor: The Print Collector/Getty Images) El naturalista William Beebe y Otis Barton fueron los primeros batonautas de la historia en 1938. (Autor: The Print Collector/Getty Images)[/caption]   Las historias de superación, como la de Ahmed Gabr, quien en 2014 batió el récord del mundo de inmersión con más de 332 metros, son la nota predominante en la lucha del hombre por conocer ese universo escondido bajo la superficie del mar. Tras un descenso de solo 12 minutos, este buzo egipcio necesitó de 14 horas para regresar a la superficie debido a las obligadas paradas para hacer frente a los cambios de presión; los mismos que, seguramente, acabaron con la vida de Natalia Molchanova, la primera mujer que superó la barrera de los 100 metros de profundidad a pulmón, y que desapareció en agosto de 2015 en Formentera. Su hermano Alexey ostenta la plusmarca mundial con 128 metros. En 1960, el oceanógrafo Jacques Piccard y el teniente Don Walsh alcanzaron a bordo del batiscafo Trieste el punto más profundo medido por el hombre bajo el nivel del mar (10.911 metros). Situado al sur de la fosa de las Marianas, el abismo Challenger supera en más de 2.000 metros la altura del Everest y en más de 7.000 la profundidad media de los océanos, fijada en 3.730 metros. Aitor Labrador | Periodista
Formentera, sumergidos a ritmo de Jazz
La riqueza del ecosistema pitiuso

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga la tuya!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Vida entre la Posidonia
Navegando a alta velocidad
Descubrir humedales mediterráneos