Inicio
Guías de viaje
Historias del mar
Planeta sostenible
Mundo curioso

Jesús Carmona: «Trabajo en la oficina con las mejores vistas del mundo»

Jesus-Carmonabaja

Natural de Jerez de la Frontera, Jesús Carmona es el primer oficial del ferry Abel Matutes desde hace tres años. Se embarcó en Baleària en 2014, donde ha navegado como oficial de puente en varios buques de forma ininterrumpida. Licenciado en Náutica y Transporte Marítimo y con un máster en Gestión Portuaria y Logística, atesora una pasión artística por la fotografía desde el puente de mando, que comparte en su cuenta de Instagram.

 

P. ¿De dónde viene tu afición por el mar?

R. De pequeño veraneaba en Rota y siempre quise subir a uno de los veleros que paseaban frente a la costa. Me preguntaba cómo se vería tierra desde allí, hasta dónde podría viajar o si vería delfines y animales marinos... A los 14 años logré que mis padres, muy temerosos del mar, me apuntasen a una escuela de vela, y dos años más tarde ya era instructor de vela. Pasé mi adolescencia y juventud enseñando a navegar a personas de todas las edades. Cuando llegó la hora de elegir carrera... estaba clara mi decisión, quería llegar a ser capitán.

 

P. ¿Qué recuerdas de tu primer día en Baleària?

R. Embarqué en el Poeta López Anglada como segundo oficial de cubierta en los astilleros de Sevilla, justo antes de salir rumbo al estrecho de Gibraltar. Estaba nervioso, y aunque ya había ejercido como oficial en buques de pasaje con anterioridad, nunca había navegado con un barco de tal porte en un río. Tenía cierta presión y ganas de hacerlo bien. Siempre consideré a Baleària como la naviera de pasaje nacional con más perspectivas de futuro, era mi oportunidad de formar parte de ella y no podía fallar.

 

P. ¿Qué es lo que más ha cambiado desde que te incorporaste?

R. El tamaño y la tecnología de la flota. Se han incorporado nuevos buques muy avanzados tecnológicamente, desde la Serie Eco con sus placas solares para abastecer los servicios a bordo, al catamarán Eleanor Roosevelt o los gemelos Hypatia de Alejandría y Marie Curie.

 

Ferry Abel Matutes. Foto: @fotografia_jesuscarmona

 

P. ¿Cuándo escuchas la palabra Baleària que es lo primero que viene a tu cabeza?

R. Innovación y cambio, algo imprescindible en los tiempos que corren. También agradecimiento, son muchos años de experiencia profesional y vital.

 

P. ¿Qué es lo que más disfrutas de tu profesión?

R. ¡Las vistas! Somos afortunados de trabajar en las oficinas con las mejores vistas del mundo... ¿Qué mejor balcón al mar que un puente de mando?

 

P. ¿Un gran aprendizaje en Baleària?

R. Navegar muchos años hace que, inevitablemente, te enfrentes a situaciones críticas: emergencias médicas, temporales duros... Me ha enseñado a relativizar los problemas del día a día. ¡En casa dicen que no me altero por nada!

 

P. ¿Qué mensaje le darías a algún joven que se plantee entrar en Baleària?

R. Lo animaría. Es una muy buena opción. Es una naviera con mucho futuro y, si estás en flota, el régimen de trabajo con vacaciones largas y repartidas en todo el año te permite también llevar una vida apasionante.

 

Pasión por la fotografía

P. ¿Cuándo empezó tu afición por la fotografía?

R. Siempre me ha gustado mucho viajar, cosa que hago a menudo gracias a mi profesión. Hace cuatro años compré mi primera cámara de fotografía reflex para inmortalizar los viajes que vendrían y... ¡descubrí todo un nuevo mundo que se abría ante mí! La mayor parte de la población es ajena a lo que una cámara en modo manual puede llegar a captar.

 

@fotografia_jesuscarmona

 

P. Los amaneceres y atardeceres son tu debilidad... ¿con qué estilo te sientes más identificado?

R. Sí, los rayos de sol al atardecer son mi pintor favorito. No obstante, me siento más identificado con la fotografía nocturna y astrofotografía. Tras el negro cielo nocturno en noches de luna nueva hay infinidad de colores y matices que nuestros ojos, torpes en la oscuridad, no son capaces de percibir. Galaxias y nebulosas que ocupan tamaños mayores a la luna en el cielo y que no vemos por lo tenue que nos llega su luz, no por su tamaño. Además, cuando  fotografías el cosmos también viajas en el tiempo, ya que esa luz que recoge tu cámara partió de su origen hace miles de años. Por ejemplo, Nebulosa Roseta, aunque no la veamos, tiene el tamaño de cinco lunas  llenas en el cielo y está a 5.200 años luz... y fue captada por mi cámara a tan solo 15 minutos de Jerez, mi ciudad natal. ¡Me sigue pareciendo increíble!

 

P. ¿Alguna persona o paisaje que te gustaría captar?

R. Namibia. Reúne muchas cosas: hemisferio sur, cultura, fauna y flora completamente distinta, desierto y cielos sin contaminación lumínica... ¡Caerá en alguna de mis vacaciones!

Amparo Sard: revelación y vanguardia
Menorca: una necrópolis con vistas al Mediterráneo

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga la tuya!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Gastronomía americana estilo años 60’s en Mallorca
Cómo viajar a Marruecos en tu propio coche
Los 5 planes que no puedes dejar de hacer en Pollença