Menorca

Ferry a Menorca: ¡un paraíso natural!

¿Todavía no conoces las ventajas de viajar en ferry a Menorca? ¡Olvídate de tener que reducir tu equipaje a una única maleta de mano! Además, podrás también moverte con tu propio coche y recorrer la isla a tu ritmo.

Una vez en tu destino, ¡hay muchas cosas por hacer! Uno de sus principales atractivos son sin duda sus playas cristalinas. Si vas en ferry a Menorca y has decidido llevarte el coche, te aconsejamos que hagas una pequeña ruta por la isla incluyendo alguno de sus rincones más fascinantes como Cala Macarella, al sur y Cala Pregonda, en el norte. La isla es tan pequeña, que podrás recorrerla en coche en menos de una hora. Aunque tiene tanto encanto, ¡que querrás pararte a cada momento para disfrutarla!

Sin embargo, Menorca… ¡es mucho más que calas bonitas! Déjate llevar por la belleza del faro de Favàritx o disfruta de las vistas que tendrás desde el punto más alto de la isla: Monte Toro. También tiene una gastronomía propia como la deliciosa caldereta de langosta.

Si eres un amante del deporte, puedes llevarte tu propio material en el ferry a Menorca y así, ahorrarte su alquiler. En cambio, si lo que te gusta es el mundo de la artesanía o de la moda, aprovecha tu visita para hacerte con varios pares de los zapatos hechos a mano más famosos del lugar: las sandalias menorquinas.

Si decides ir en ferry a Menorca, ¡tu viaje empezará ya con sabor a mar! ¿Y quién puede resistirse a ello? Tú eliges si embarcar en el puerto de Barcelona o en el de Mallorca. Además, si compras con antelación nuestro servicio de restauración, disfrutarás de un 10% de descuento. ¡Reserva ya y disfruta de todas las ventajas de escaparte con Balèaria!

AHORA QUE YA HAS VISTO LO QUE PUEDES HACER EN DESTINO

¿POR QUÉ NO RESERVAS TU HOTEL JUNTO CON EL FERRY?

 

 

​​