Inicio
Guías de viaje
Historias del mar
Planeta sostenible
Mundo curioso

La generosa fuerza del mar

En un mundo globalizado, en la aldea común, los recursos  se vislumbran escasos a futuro, y uno de los más preciados, la energía, es objeto de codicia. Las viejas fuentes se agotan y contaminan el planeta. Caminamos hacia nuevos modelos que las tecnologías ahora disponibles tratan de desbrozar. Los fenómenos naturales, el viento, el agua, el mar, la propia rotación del planeta, son pura energía, pero nos acercamos a ellas como al Amazonas con una pequeña cuchara para tomar tan sólo un poco de agua... No obstante, las energías renovables mantienen desde hace algún tiempo una creciente contribución a la "cesta" energética.  Las tecnologías no han tenido, sin embargo, el mismo desarrollo en las diferentes energías renovables y especialmente a la que tiene uno de los mayores potenciales, la mareomotriz. [gallery link="none" columns="2" size="full" ids="806,807"] Existen variadas formas de extraer energía de los mares, la fuerza de las olas (urdimotriz), la diferencia de temperatura entre las aguas superficiales y las profundas (el gradiente térmico), o la dinámica de las corrientes submarinas. Sin embargo es la mareomotriz, -la fuerza de las mareas-, la que cuenta con un fuerte e inagotable potencial, especialmente en aquellos lugares donde las diferencias de nivel entre la pleamar y la bajamar son mayores. En varios países existen instalaciones, mediante diques, para extraer energía del movimiento de las mareas, pero siempre limitadas a radas o estuarios, que producen electricidad pero en muy limitadas cantidades. Una de ellas, en funcionamiento experimental desde 1984 se encuentra en la bahía de Fundy (Canadá), donde se registran las mayores mareas del planeta, de hasta 19 metros, alcanza una modesta potencia de 18 megavatios (MW). Un ambicioso proyecto Un científico español, Félix Cañada Guerrero, doctor ingeniero de minas, ha desarrollado un ambicioso proyecto en el Mar de Irlanda que ha considerado por primera vez la posibilidad de generar energía eléctrica maremotriz fuera de bahías y estuarios para su producción "al por mayor". [caption id="attachment_809" align="alignleft" width="300"] Félix Cañada Guerrero, doctor ingeniero de minas (autor: EFE) Félix Cañada Guerrero, doctor ingeniero de minas (autor: EFE)[/caption] La energía que produciría la puesta en marcha de este proyecto, -si los estudios previos fueran favorables-, superaría el consumo de energía del Reino Unido. Se trata, explica, de la construcción de un dique de veinte kilómetros de costa a costa entre la isla y la península de Kintyre, donde se dan dos grandes e inversas corrientes relacionadas con las mareas. El sistema consiste en represar el agua con la pleamar y liberarla en la bajamar a través de turbinas de gran tamaño que funcionarían de forma reversible y permitiría aprovechar las grandes corrientes que provocarían las mareas en ambas partes del dique. El Doctor Cañada sostiene que el proyecto de energía maremotriz en el mar de Irlanda sería, de llevarse a cabo, la mayor obra de ingeniería del mundo y requeriría un previo estudio riguroso sobre un modelo a escala reducida tras el cual, si los resultados fueran favorables, para cinco metros de marea, la energía producida sería la que corresponde a una potencia instalada de 160 Gigawatios, y para 8 metros, 300 Gigawatios. Pedro Vega | EFE
Formentera, sumergidos a ritmo de Jazz
La riqueza del ecosistema pitiuso

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga la tuya!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Vida entre la Posidonia
Navegando a alta velocidad
Descubrir humedales mediterráneos