Inicio
Guías de viaje
Historias del mar
Planeta sostenible
Mundo curioso

Las Baleares: plató natural

Formentera-Faro-Mola_SergioCañizaresbaja2
Por Jesús Torné

Desde que en 1926 se rodara en Mallorca El secreto de la pedriza, la primera película filmada en las Islas, muchos han sido los cineastas que han inmortalizado en el celuloide el variado paisaje y edificios históricos de las Baleares.

 

1:

El Verdugo
(Luis García Berlanga, 1963)

Las Cuevas del Drach y Palma en una obra maestra

Las imágenes de Nino Manfredi, Pepe Isbert y Emma Penella en Mallorca fueron inmortalizadas en esta obra maestra del cine español. Toda ella. Desde que los tres llegan al puerto de Palma, banda de música incluida, su estancia en el barrio de Can Bárbara, y hasta esa mítica escena en la que un guardia civil llama en pleno espectáculo turístico de las Cuevas del Drach a Manfredi para que se incorpore a su nuevo oficio de verdugo. Berlanga tenía claro que la cinta debía rodarse en gran medida en la isla y la convirtió así en un personaje más en este cáustico retrato del franquismo y de la España del boom turístico.


2:
Muerte bajo el sol
(Guy Hamilton, 1982)

Raixa como escenario del crimen

Guy Hamilton, director de célebres películas de James Bond, estaba enamorado de Mallorca hasta el punto de que se retiró y murió aquí. No es extraño, pues, que rodara en la isla esta adaptación de Muerte bajo el sol, de Agatha Christie. Cala Fornells, Formentor, Dragonera, Cala Deià y sobre todo la finca de Raixa son algunos de los escenarios donde se rodó este éxito de público. Debido, en parte, al gran y británico elenco, con nombres como Peter Ustinov, James Mason y Maggie Smith.

 

Cala Deià, escenario de 'Muerte bajo el sol'. Foto: Tolo Balaguer

 

3:
El atlas de las nubes
(Tom Tykwer, Lilly Wachowski, Lana Wachowski, 2012)

El Torrent de Pareis en la gran pantalla

La potencia de las imágenes de esta superproducción de los directores de Matrix es indiscutible. Entre saltos en el tiempo aparecen paisajes de Mallorca como Sa Calobra, el Puig Major, Formentor o s’Agulla des Frare. Tom Hanks y Hale Berry rodaron algunas de las escenas en la isla.

 

S'Agulla des Frares aparece en 'El Atlas de las nubes'. Foto: Tolo Balaguer


4:
Yo
(Rafa Cortés, 2007)

La idiosincrasia mallorquina

Nadie mejor que un mallorquín para dirigir esta película sobre un alemán que llega a Estellencs y que tiene que defenderse de algo que no ha cometido. Ahora que el cine español recibe premios por películas pequeñas con actores y actrices no profesionales (Alcarrás, Seis días corrientes…) es una buena ocasión para redescubrir esta laureada película.


5:
El mar
(Agustí Villaronga, 2000)

El aislamiento en el sanatorio de Caubet

En un recorrido cinematográfico por las Islas no podía faltar Agustí Villaronga. Esta adaptación de una novela del también mallorquín Blai Bonet rodada íntegramente en la isla contiene todos los ingredientes de su cinematografía: angustia, crueldad, dilemas morales… El escenario principal es el sanatorio para tuberculosos de Caubet, en Bunyola, actualmente Hospital Joan March.

 

En el Sanatorio de Caubet se rodó 'El mar'. Foto: Tolo Balaguer

 

6:
Lucía y el sexo
(Julio Medem, 2001)

La belleza de Formentera

Este éxito del director vasco Julio Medem es un claro ejemplo de promoción turística a través del cine. Muchos descubrieron en ella la belleza de esta joya del Mediterráneo. En gran medida, este éxito de crítica y taquilla se debe a un Medem en estado de gracia y a la emblemática banda sonora de Alberto Iglesias. Paz Vega dirigiéndose en moto al faro de Barbaria es un icono.

 

7:
Quién puede matar a un niño
(Narciso Ibáñez Serrador, 1976)

El terror de Chicho en Menorca

Chicho rodó en varias localizaciones españolas esta terrorífica historia en la que los niños se  vengan de las injusticias de los adultos. Todos los que hayan estado en Fornells lo reconocerán cuando la pareja de turistas, ella embarazada, llegan a una isla ante la inquietante mirada de unos niños. “No os hagáis daño”, les dice ella, pobre ingenua, cuando les ayudan a atracar el bote.

 

8:
F for fake
(Orson Welles, 1973)

Eivissa en la metacopia de Orson Welles

Esta obra de culto del autor de Ciudadano Kane es una de las precursoras del falso documental. Welles parte de Clifford Irving, acusado de plagiar un libro, y del falsificador de cuadros Elmyr d’Hory, quien vivió en Eivissa, para hacer este (¿falso?) documental. El mismo Welles describe a Eivissa en la película. Consta, dice, de una parte “tranquila y española” y de otra propia de “una isla al sol”.


9:
El vent de l’illa
(Gerard Gormezano, 1988)

La Menorca de la ocupación británica

Este proyecto personal del director de fotografía Gerard Gormezano ambientado en el siglo XVIII se enmarca durante la ocupación británica de Menorca y lo protagoniza John Armstrong, autor del primer estudio sobre la isla. Este oficial y científico es uno de los vértices de un triángulo amoroso. Lo completa una pintora inglesa y una mujer de Ciutadella.

 

Ciutadella es protagonista en 'El vent de l'illa'. Foto: Bep Al·lès


10:
Eivissa Occidente
(Günter Schwaiger, 2011)

La meca de la música dance

Documental del director austríaco afincado en España Günter Schwaiger sobre la noche ibicenca y más concretamente sobre la escena dance y los motivos que han convertido a la isla en la meca de la música tecno, algo así como el Hollywood de este género.

Baleària: fiabilidad en el transporte de mercancías
El Born más artesano

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga la tuya!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Melilla: modernista, española y divina
Disfrutando del mar otoñal de Ibiza