Inicio
Guías de viaje
Historias del mar
Planeta sostenible
Mundo curioso

Marta Mateo: «Cada vez somos más mujeres al mando»

vg-Marta-Mateo-03baja (1)

Con solo 26 años, Marta Mateo Roldán (Mataró), es ya segunda oficial de puente, un puesto que requiere mucho trabajo y esfuerzo. Su pasión por el mar desde pequeña la llevó a centrar su carrera profesional en este sector, tras estudiar en la Facultad de Náutica de Barcelona. Desde hace dos años navega con Baleària, actualmente como segunda oficial de puente del ferry Abel Matutes, uno de los barcos de mayores dimensiones de la flota.

 

P. ¿Cómo comenzó tu andadura en el mar?

R. Mi pasión por la mar me la contagiaron mis padres. Desde bien joven salíamos a navegar con el barco familiar, así que me he criado entre las olas del Mediterráneo. Me fue muy fácil elegir el camino. Tras estudiar la carrera y embarcar de alumna en buques de pasaje, me quedé con el gusanillo de seguir navegando. Así fue como empecé a navegar de oficial en Baleària.

 

P. ¿Qué es lo que más disfrutas cuando estás a bordo?

R. Trabajar en equipo y mi afición por este trabajo hacen que cada guardia la viva en presente y con entusiasmo. Esos momentos en el puente son lo que más me gusta de mi profesión. Una de las cosas con las que más disfruto es el amanecer, salir a la cubierta exterior y sentir la brisa marina que corre entre los alerones del puente. Me siento muy afortunada de poder tener esos momentos de paz con esas preciosas vistas al horizonte.

 

P. Has estado embarcada en varios barcos y rutas. ¿Hay muchas diferencias?

R. He navegado por el Atlántico en la ruta de Huelva con Canarias, y también en el mar de Alborán, entre Almería y Nador. Ahora estoy en Mediterráneo, entre Barcelona y Baleares, como segunda oficial a bordo del Abel Matutes. Cada ruta tiene sus peculiaridades y todas me gustan, ya que cada día se aprenden cosas nuevas. Las del Estrecho, por ejemplo, son interesantes porque la intensidad del tráfico marítimo contribuye a incrementar el grado de experiencia de los oficiales de puente.

 


 

P. ¿Cómo es el día a día en alta mar?

R. Es normal pensar que trabajar en líneas regulares puede ser rutinario; sin embargo, no es así: no hay dos días iguales. A veces tenemos que hacer frente a imprevistos, tanto climatológicos como logísticos (averías de camiones, dificultades en las operativas de carga, tráfico marítimo, etc.), que rompen la letargia de la rutina.

 

P. ¿Navegar es cuestión de equipo?

R. La unión hace la fuerza. Cada tripulante tiene sus funciones, y el engranaje no funcionaria correctamente si faltara alguna pieza. El equipo debe entenderse y llevarse bien para que todo fluya. Como segunda oficial, siempre me gusta transmitir alegría y buena vibra al equipo.

 

P. ¿Se hace difícil estar tanto tiempo fuera de casa?

R. Uno paga un precio cuando elije una vida en la mar. Lo más difícil de estar fuera de casa es mantener las emociones calmadas y equilibradas. Por eso, simplemente tenemos que comprender y aceptar la situación; nadie nos obliga a estar aquí, es nuestra elección. Mi trabajo es mi pasión y por eso no se me hace tan duro estar embarcada. Es cierto que hay que renunciar a otras cosas, sobre todo a no poder vivir el día a día con la familia, pareja, amigos... Pero después del esfuerzo viene la recompensa, el largo periodo de vacaciones para poder desconectar del trabajo al 100%, viajar y hacer todos los planes sin pensar que el lunes hay que volver al trabajo.

 


Actualmente, Marta es segunda oficial de puente del 'Abel Matutes', uno de los barcos de mayores dimensiones de la flota.

 

P. ¿Cuál es tu próximo objetivo dentro de la compañía? ¿Te gustaría llegar a ser capitana?

R. Ahora que ya tengo el título de piloto de primera y el máster terminado, mi objetivo es seguir navegando para llegar a ser capitana. A parte de disfrutar cada día de mi carrera profesional, este es mi incentivo para seguir navegando y con ganas de aprender cada día cosas nuevas.

 

P. Cada vez hay más mujeres en los puentes de mando, ¿pero todavía quedan barreras que superar?

R. Es cierto que somos de los últimos sectores que quedan con reminiscencias de esa mentalidad que considera que es un mundo de hombres. No obstante, me parece maravilloso saber que la realidad va cambiando, que cada vez somos más mujeres al mando, y me hace feliz saber que yo también aporto mi granito de arena hacia esta dirección de cambios y progreso.

 

P. ¿Con qué valores de Baleària te sientes identificada?

R. Innovación y mejora continua; siempre me he sentido motivada a mejorar en mi trabajo, aprendiendo de mis errores y buscando superarme. También con el respeto por el medioambiente. Creo que solo podemos vivir sanos en un planeta sano, y me enorgullece formar parte de una empresa que se ha propuesto destacarse del resto en esta encomiable labor. Finalmente, el compromiso con los empleados. Igual que yo no me he sentido discriminada por ser mujer, una de mis mayores motivaciones es alcanzar ese estatus igualitario de oportunidades para todos mis compañeros.

Marta Mateo: «Cada vez somos más mujeres al mando»
Baleària: 15 años de servicio fiable, cómodo y orientado al cliente

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga la tuya!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Cuanto más viajas… ¡mejor es el viaje!
Tres historias hechas realidad a bordo
Vuelven los avistamientos de fauna marina a bordo