Inicio
Guías de viaje
Historias del mar
Planeta sostenible
Mundo curioso

Planes distintos que hacer en Mallorca

portadagalabaja
Por Galaventura

Mallorca no solo son playas paradisíacas ni aguas turquesas, es mucho más. Cuando el calor y el turismo aflojan, aparece la Mallorca más auténtica. El ocio, la gastronomía y la naturaleza nos ofrecen ahora las actividades principales.

Pero si quieres disfrutar de todo lo que ofrece la isla y evitar masificaciones, elige el final de la primavera o principios de otoño, donde es muy probable que el sol y las buenas temperaturas te acompañen. A continuación, os dejamos varias opciones para conocer la auténtica Mallorca, esa que suele quedar más escondida.

 

Pasear por Palma

Palma es una de esas ciudades que te enamoran a primera vista y en la que puedes disfrutar sin apenas gastar dinero. Te recomendamos dar un paseo por estos lugares imprescindibles:


- Catedral de Santa María: La figura más reconocible en la silueta de la ciudad. Este es uno de los templos religiosos más impresionantes que verás. Además, su ubicación frente al mar aún lo hacen más especial.

- Casco antiguo: Tienes que dar una vuelta por sus estrechas calles. Piérdete junto a la muralla y descubre locales de artesanía y pequeños hornos como Ca’n Joan de S’aigó.

- Castillo de Bellver: ¿Un castillo redondo y con vistas a toda la ciudad? La visita y la historia de este castillo bien merecen los 4€ que cuesta la entrada, además hay varios descuentos para estudiantes o jubilados.

- Paseo marítimo: Aunque no sea época de baño, el mar es igual de bonito independientemente de la temperatura, así que lánzate a pasear o hacer deporte por el paseo marítimo. Está muy cuidado y puedes pasar por el puerto deportivo echando un vistazo a los barcos.

 


Los faros más fotogénicos
Los faros avisan a los barcos de la llegada a tierra, pero con el viajero tienen una conexión inexplicable. A todos nos gustan los faros y los de las Baleares son de los más bonitos del mundo.

Los faros que más nos gustan de la isla son Cap Ses Salines, Cap Gros (Sóller), Faro Capedepera, Formentor y Faro Cala Figuera.

 

Pueblos con encanto
¿Sabías que Mallorca tiene uno de los pueblos más bonitos de España? Ese es Fornalutx, y se encuentra en la Sierra de Tramuntana. Te perderás entre sus antiguas callecitas de piedra y no podrás resistirte a hacerte una sesión de fotos para tu Instagram.

Otros pueblos bonitos que se ubican en la sierra y no te puedes perder son Sóller, Valldemossa y Deiá. Cada uno tiene su encanto particular, así que te recomendamos que por lo menos les reserves un día en tu visita a Mallorca.

 


Dejando la sierra, otro pueblo bonito que no te puedes perder es la Cala Figuera, en la parte sur de la isla. Es un pueblo de pescadores escondido entre acantilados rocosos, en la que el agua del mar se adentra en el puerto, formando un pequeño fiordo. Los restaurantes compran su pescado directamente a los pescadores, así que reserva mesa en uno de ellos.

 

Atardeceres y miradores
Una de las 'tareas obligatorias' que tendrás en la isla es la de ir a ver el atardecer. Los colores que se forman son únicos y por eso te sugerimos que cada tarde aproveches este momento mágico.


Durante nuestra estancia en Mallorca, encontramos 3 puntos clave:

- Puig de Santa Magdalena: Hay un banco muy fotogénico orientado hacia donde se pone el sol y está pintado con la frase No hay atardecer sin beso.

- Sant Elm: Uno de los paraísos furgoneteros de la isla, donde el sol se pone por detrás del parque natural de la isla de Sa Dragonera, dejando un spot de película.

- Mirador de El Toro: Se accede desde una urbanización, pero las vistas no pueden ser mejores. Es como si la tierra tendiera al infinito y es un espectáculo de colores. Además, justo debajo, hay unas piscinas naturales de ensueño.

 

 

Más de 200 cuevas
Se dice que en Mallorca hay más de 200 cuevas por visitar, pero la mayoría solo se puede llegar desde el agua y hay otras que tienen una entrada bastante complicada. Por este motivo, las que tienen un acceso más fácil son las más conocidas: las del Drach en Portocolom, las de Artá (justo delante del mar) y las de Campanet (a las puertas de la sierra de Tramuntana). Como son las más turísticas, te recomendamos ir a última hora de la tarde para verlas lo más tranquilo posible.


La otra cara de la isla
Hay infinidad de rutas de senderismo en Mallorca, así que si eres amante de las caminatas te encantará. Te recomendamos a continuación las que más nos han gustado:


- Excursión a la playa de Es Coll Baix y visita a Sa Cova Tancada: en la península de Alcúdia encontramos una de las playas más bonitas de toda la isla, Es Coll Baix. Es una ruta corta, como máximo de 30 minutos (aunque con bastante desnivel). Si vas fuera de temporada la encontrarás totalmente solitaria. Es una playa enorme y te sentirás como en otro planeta.


Muy cerca de esta ruta (también iniciándose desde el refugio), podrás visitar Sa Cova Tancada. Esta caminata es bastante más aventurera y complicada, así que si tienes vértigo mejor piénsatelo. Pero si decides hacerla, encontrarás una impresionante cueva natural.


La cascada de Mallorca, Es Salt des Freu. ¿Sabías que en Mallorca hay una cascada? En el corazón de la sierra, se encuentra una de las caminatas más fáciles de la isla y además, con una gran recompensa. Se inicia desde el pueblo de Orient, aunque también se puede hacer desde Bunyola. Son unos 6 kms con apenas desnivel. Muy agradable para hacer en familia.

Amparo Sard: revelación y vanguardia
Menorca: una necrópolis con vistas al Mediterráneo

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga la tuya!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Gastronomía americana estilo años 60’s en Mallorca
Cómo viajar a Marruecos en tu propio coche
Los 5 planes que no puedes dejar de hacer en Pollença