Volver a soñar en Menorca

Embárcate  /   /  By Comunicacion

Viajar a Menorca en ferry con Baleària ha sido volver a soñar con un paraíso que teníamos totalmente olvidado, y además con todas las medidas. Pensábamos que con la situación actual, el poder viajar con seguridad se había acabado por un largo tiempo, pero entonces nos animamos y decidimos visitar nuestra isla vecina.

¿Por qué viajar en barco de Mallorca a Menorca?  

Cuando decidimos realizar el viaje de Mallorca a Menorca en ferry fueron varios los motivos que nos llevaron a descartar otro medio de transporte. El principal, era el poder llevarnos nuestro propio coche para viajar con mayor comodidad y evitar tener que alquilar otro medio para movernos por la isla.

Viajar en barco te da libertad total de movimiento.

El trayecto en barco apenas llega a 1 hora y media de duración, tiempo durante el cual tienes libertad total de movimiento. Llevarnos un libro, trabajar con nuestros ordenadores o compartir momentos de juego en familia o con amigos es otra de las ventajas que ofrece viajar en ferry.

De Mallorca a Menorca en el Jaume III de Baleària 

Nuestro ferry hacia Menorca salió desde el puerto de Alcúdia a primera hora de la mañana. Un trayecto que se nos pasó volando y que iniciamos incluso antes de la hora programada tanto a la ida como a la vuelta. Comer algo, leer el periódico, disfrutar de las vistas y del olor a mar hicieron que sin darnos cuenta llegáramos a ese paraíso balear. 

Viajar con Baleària en tiempos de COVID-19 

En estos difíciles momentos, sentirse seguro es algo que se valora aún más si cabe. Tras nuestra experiencia viajando con Baleària, queremos remarcar la sensación de tranquilidad y seguridad que tuvimos en todo momento y que hizo que entendiéramos porqué es la primera naviera del mundo certificada con el Global Safe COVID-19.  

Puedes disfrutar en cubierta de la brisa marina y el olor a mar.

Protocolos como el envío de las tarjetas de embarque por WhatsApp, el control de las distancias de seguridad y el lavado de manos, hizo que nos sintiéramos seguros desde antes de iniciar el viaje. 

Además, una vez dentro del barco, es fácil darse cuenta de que todos los protocolos de seguridad están presentes de forma admirable. Gel hidroalcohólico, uso de mascarilla obligatorio, aforo limitado… y la destacable atención de todo el personal, pendiente en todo momento de velar por la seguridad de quienes están a bordo. 

Volver a soñar en Menorca 

Viajar a Menorca ha sido redescubrir un paraíso que teníamos totalmente olvidado. Playas paradisíacas, puestas de sol y amaneceres increíbles, faros con mucha historia, pueblos con gran encanto, paisajes que parecen sacados de otro planeta… Este viaje nos ha dado la oportunidad de volver a soñar cuando resulta más difícil hacerlo. Ha sido lo que necesitábamos para recargarnos de energía. ¡Gracias Baleària! Estamos ya deseando volver a embarcarnos de nuevo en la aventura. 

Mariangels Roca / Vidamolona 

Artículos relacionados

¿Todavía no conoces el Eleanor Roosevelt? ¿Quieres saber más sobre el fast ferry más sostenible...

La familia de Camper Van Bruno se embarca en el ferry Marie Curie de Baleària y Fred Olsen a...

Las Baleares son un paraíso que cada año acogen una variedad de público tan amplia y diversa...

Deja tu comentario