Diez años del ‘ferry Martín i Soler’

Embárcate  /   /  By Comunicacion

El proyecto de los cuatro ferries+ que Baleària desarrolló entre 2009 y 2010 fue ambicioso: sumó 350 millones de euros de inversión, de los que 89 correspondieron exclusivamente a la construcción del ferry Martín i Soler de 165 metros de eslora, con capacidad para 1.200 pasajeros y un importante espacio en bodega para vehículos y carga rodada. Tras las pruebas de mar, zarpó de Vigo el 16 de enero de 2009, realizó una larga escala en el puerto de Ceuta donde repostó combustible y al amanecer del 19 de enero entró al puerto de Barcelona por la bocana sur, donde se realizaron las primeras pruebas de amarre en el muelle adosado.

 

El puente Porta d’Europa se abre para dar paso al ‘Martín i Soler’.

Posteriormente, y en una maniobra poco frecuente, el Martín i Soler navegó dentro del puerto para probar un segundo amarre, junto a la terminal de Drassanes, un hecho que supuso la apertura del puente Porta d’Europa para su paso. El capitán Pedro Puertas y sus oficiales quedaron muy satisfechos con las primeras sensaciones y maniobras realizadas con este nuevo buque y se encargaron de estrenarlo comercialmente, como también ha hecho Puertas recientemente con el ferry Hypatia de Alejandría.

 

La terraza con piscina del ‘Martín i Soler’.


Los pasajeros y clientes también quedaron contentos y sorprendidos con las instalaciones del Martín i Soler: asientos ergonómicos, camarotes de nuevo diseño, algunos de ellos de categoría VIP, nuevos servicios de restauración a bordo, la primera piscina en un barco de Baleària y los espacios exteriores fueron muy apreciados en las primeras travesías y hasta hoy, pues el año pasado el barco obtuvo una puntuación de 8,2 en las encuestas de satisfacción de los clientes en las diferentes líneas que ha operado. Además, se recuerda al compositor en la decoración a bordo con nueve polípticos y dos murales de gran tamaño que fueron pintados por el alicantino Ramón Pérez Carrió.

En estas, el Martín i Soler ha ido alternándose con el resto de los buques de la flota, incluidos los tres que llegaron a continuación y hasta 2010: el SF Alhucemas (hoy Bahama Mama) el Passió per Formentera y el Abel Matutes.

En una década de operación, el Martín i Soler ha recorrido la distancia equivalente a 37 vueltas al mundo: 800.000 millas náuticas. La mayor parte se han realizado entre tres puertos: Ciutadella, Alcúdia y Barcelona, en una línea prácticamente diaria que une la capital de Catalunya con los puertos del norte de Mallorca y el oeste de Menorca.

En el terreno puramente mecánico y técnico, desde sus primeras travesías este ferry bajó notablemente el consumo de combustible en comparación con los barcos de generaciones anteriores. Luego se fue mejorando su eficiencia energética, siendo pionero al incorporar novedades que se han extendido después en otros buques de Baleària: en 2013 se aplicó una silicona antiincrustante en la parte del casco que toca el agua, la llamada “obra viva”, que permite navegar con menor rozamiento y emitir menos CO2 a la atmósfera. Dos años más tarde se instaló el sistema de monitorización EMMA que permite controlar los parámetros del buque en tiempo real para poder ajustarlos y navegar de manera más eficiente.

La próxima etapa pasará porque este sea uno de los seis buques que Baleària remotorizará entre 2019-2020 para que puedan navegar con GNL, gas natural licuado, una energía más limpia.

 

Vicent Martín i Soler, en un retrato con 33 años.

 

Martin i Soler ‘il Valenziano’

 

Atanasio Martín Ignacio Vicente Tadeo Francisco Pellegrin Martín i Soler, más conocido como Vicente Martín i Soler, fue un reconocido compositor valenciano, autor de la música de 29 ballets y 19 óperas. Desarrolló parte de su carrera en la ciudad portuaria de Nápoles, donde era conocido bajo el alias de “il Valenziano”. Gracias al boca-oreja de la época fue contratado para seguir desarrollando su obra en Viena, donde tuvo su etapa más prolífica en la que conoció la música de los grandes maestros de la época e incluso inspiró a un contemporáneo suyo Wolfgang Amadeus Mozart, dos años más joven. Mozart incluyó melodías de Martín i Soler, conocido en Austria ya como Ignaz Martini, en su Don Giovanni, una de las óperas más célebres y representadas de la historia.

 

Javier Ortega Figueiral | @Sr_JOF 

Artículos relacionados

El proyecto de sensibilización y educación ambiental Xpedicionària de la Fundació Baleària permite...

Cruzar el estrecho de Gibraltar no es una travesía cualquiera. Viajar en 60 minutos entre dos...

Mario Otero (Vitoria-Gasteiz, 1986) forma parte del equipo de Baleària desde 2004. Conoce muy bien...

Deja tu comentario