Málaga: Tras la huella de Picasso


Picassob

Icono turístico del siglo XXI, esta ciudad está de moda. La capital de la Costa del Sol es hoy el lugar al que todo el mundo quiere ir. Y no solo de visita, también para quedarse a vivir. Descubrimos sus secretos mientras seguimos la huella de uno de sus más ilustres vecinos: Pablo Picasso.

El 50 aniversario de la muerte de Pablo Picasso y el 20 cumpleaños del museo que lleva su nombre en Málaga son dos excusas perfectas para recorrer sus calles, conocer el patrimonio y sentir la brisa mediterránea. Aquí te damos unas pistas para aprovechar mejor el tiempo.

 

Día 1:

09.00

Desayuno tradicional. Pide pitufo mixto y una nube allá donde vayas. Quizá no sepas lo que es, pero acertarás. Hazlo en Framil, cafetería de otra época en pleno centro. También en la cafetería Calle de Bruselas, en la Plaza de la Merced y a 20 segundos de tu siguiente destino.

10.00

Casa Natal de Picasso. Aquí nació, en 1881, Pablo Picasso. Hoy convertida en museo, la vivienda sirve de acercamiento a la formación artística de aquel niño gracias a las clases de su padre y su contacto con pintores de la época.

 

Interior del Museo de Picasso Málaga

 

11.00

Ruta picassiana. Seguir la huella del Picasso por el casco histórico permite perderse, sin prisas, por la ciudad. La iglesia de Santiago, en calle Granada, fue el lugar de su bautizo. En el edificio del actual Ateneo de Málaga aprendió a pintar. Y en la Plaza de la Merced podrás hacerte un selfi con una estatua del pintor. De camino, fíjate en el patrimonio, los viejos ultramarinos y la vida que palpita en la ciudad.

 

12.30

Museo Picasso. En su 20 aniversario es la referencia local para conocer a fondo a Picasso. Dispone de excelentes rutas guiadas por su completa colección de 162 obras.

 

14.00

Oferta infinita para el almuerzo. La restauración es infinita en Málaga. Te ayudamos a elegir con dos propuestas. Si quieres seguir por el centro tienes los sabores malagueños ideados por Dani Carnero en La Cosmo o los exquisitos platos de Mimo Vegan Bistro. A las afueras, La Taberna de Mike Palmer es un diez. Ay, esa tortilla al whisky.

 

17.00

Un buen café. En la Cheesquería se puede tomar café con hasta una veintena de tartas de queso diferentes. Ojo a la de pistacho o la de mango y maracuyá. Hay un local la barriada de El Limonar —por si subiste a comer a la montaña— y otro por el centro. Si hay ganas de seguir aminando, hay café para llevar en Bertani, en calle Nueva. Otro diez.

 

18.00

Sorpresas en el Jardín Botánico. La finca de La Concepción acoge a más de 50.000 plantas de 5.000 variedades llegadas de todo el mundo. Pasearlo es un viaje por el planeta sin salir de Málaga.

 

Visitantes en el jardín botánico La Concepción

 

21.00

De cena con Antonio Banderas. Hay mil planes para la noche, pero te proponemos tres. A un lado, La Tranca, tabernade eterna jarana entre cañas, copla y tapas. Al otro lado, Dynamit, exquisito refugio nórdico. Más allá, El Tercer Acto, restaurante del Teatro del Soho de Antonio Banderas. Igual le ves.

 

23.00

La última en El Muro. Hoteles como Only You, Valeria Room Mate o el AC Málaga Palacio ofrecen estupendas vistas y sabrosos cócteles en sus céntricas terrazas cerca de los grafitis del Barrio del Soho. A ras de suelo hay un sitio diferente, El Muro, donde tomar una copa es pura fantasía.

 

Día 2:

10.00

Pausa para el desayuno. El equipo de Desal Café desde cruasán con huevos benedict a una tostada de calabaza o un mollete de lomo en manteca. Tienen locales en calles Nosquera y Ollerías.

 

11.00

Paseo hasta Gibralfaro. Acércate a la alcazaba, rodéala y sube tranquilamente hasta el castillo de Gibralfaro, una increíble fortaleza levantada en el siglo XIV. Asómate a los miradores durante el camino y saca el móvil.

 

La Alcazaba de Málaga desde Muelle Uno, en el puerto

 

13.00

Aperitivo en la playa. Pasea junto al Mediterráneo para llegar al barrio de Pedregalejo. Hay mil sitios para tomar algo al sol antes del almuerzo. Frida Pahlo o Galerna son nuestros favoritos.

 

14.00

Hora del pescaíto. Qué sería de Málaga sin el pescaíto frito. Ya que estás en la zona este, pasa por alguno de estos chiringuitos: Andrés Maricuchi, El Cabra o Merlo. ¡Otra de espetos!

 

17.00

En bici junto al mar. El paseo marítimo hasta el centro tiene carril bici, aprovéchalo. También se puede pedalear rumbo a la playa del Peñón del Cuervo, hacia el este. Siente la brisa marina a dos
ruedas. ¿Se puede vivir mejor?

 

19.00

El Palmeral de las Sorpresas. El Muelle Uno del puerto —cerca de donde se toma el ferry de Balèaria a Melilla— es hoy una zona comercial, cultural y de ocio. Camina hasta La Farola, te sorprenderá. Este es uno de los mejores lugares para ver caer el sol sobre el skyline de la ciudad. El atardecer se quedará en tu memoria como recordatorio de que tienes que volver a Málaga.

 

Ciclistas y senderistas junto a la playa del Peñón del Cuervo

 

Actividades para celebrar a Picasso

El Museo Picasso Málaga celebra durante este año su vigésimo aniversario. Nacido en 2003, abrió la puerta a otros espacios culturales que han seguido su estela, como el Museo Thyssen, el Centre Pompidou o el Museo Ruso. Durante 2023 ha preparado medio centenar de actividades alrededor de la figura del genial artista malagueño. Una de las más interesantes es la exposición Picasso: materia y cuerpo.

María González: «Se percibe a Baleària como una empresa fuerte, moderna e innovadora»
Cinco parajes naturales que visitar en Mallorca

Tu aventura en las Islas comienza con Baleària

¡Descarga tu guía!

LOGO_TRAVELGUAU_WEB
Cristina González: «El barco se ha convertido en mi hogar»
Baleària: 15 años de servicio fiable, cómodo y orientado al cliente
Rutas a caballo por Ceuta